Entre lo simbólico y la provocación

La poética de Zenén Vizcaíno

/ 5 febrero, 2015

Zenen Vizcaíno (El Vedado, 1962) aprendió bien pronto a no aferrarse a ningún soporte ni manifestación para crear. Se desdobla camaleónicamente en temáticas y manifestaciones pero siempre su estilo mordaz e irónico prevalece.

Retablos, lienzos, estampas grabadas en diversas técnicas integran el arsenal creativo de este inquieto artífice. Nunca le ha interesado el realismo aunque el dominio del pincel y la maestría en el oficio han sido sus grandes aliados. Lo mismo podemos encontrar a los personajes de Zenén flotando en atmósferas negras, blancas que en una puerta, una pizarra, una lata o una bandeja, son siempre diversas sus composiciones. También estos personajes puedes estar grabados, en madera o piedra o dibujados con gran experticia casi renacentista e hiperrealista en oleo sobre una inmensa tela. Cual simbólico y explosivo alquimista mezcla estilos y otras provocaciones como genuinas trampas visuales.

Referentes, influencias y experimentación coexisten en una misma pieza e incluso en un mismo trazo. Pero el arte está hecho para ser sentido y no entendido y con las piezas de Zenén se siente más de lo que pueda entender la razón. Apropiaciones, extraños homenajes, guiños intertextualidades son aristas inequívocas e ingredientes ineludibles de la obra de este artista

Reside en México desde hace varios años donde despliega una interesante labor pedagógica paralela a su creación que ha exhibido en disímiles ocasiones. Fue discípulo del pintor y grabador Carmelo González (1920-1990) y se graduó de la Academia de Bellas Artes de San Alejandro. Las experiencias del individuo en toda su complejidad y en su contexto funcionan como punto de partida para muchas de sus elucubraciones. Zenén coquetea con el espectador, lo provoca y le plantea más preguntas que respuestas a través de una poética donde los objetos inanimados adquieren vida como protagonistas de un alegato desacralizador. Concede gran importancia a los títulos en su obra, en su proceso creativo sale primero de la palabra y después el cuadro y luego se van imbricando ambos recursos expresivos. Zenén no deja de pintar, todos los días crea y ArtOnCuba lo sorprendió entre pinceles y telas en una de sus visitas a La Habana. Hablamos de una serie en que manipula los clásicos. En ella se apropia de un pedacito de estos e invierte sus personajes y crea un discurso con cierta conexión formal con la imagen con un discurso bien contemporáneo donde a veces emerge autorretratado. En esta serie el protagónico se lo lleva la figura humana y según confiesa es un gran reto por lo manido del recurso.

¿Cómo definirías tu creación?

Recuerdo que hace unos cinco años una amiga me definió como un instalador pictórico. Me quedé un poco sorprendido porque nunca he sido muy enmarcable, pero creo que se ajusta a mi modo de entender y asumir el arte. Pero eso en ocasiones sirve para organizarse. Yo trabajo por series y puedo estar mucho tiempo inmerso en una en específico. He trabajado desde el expresionismo hasta la neofiguración y ahora estoy trabajando con la figura humana. Desde hace mucho tiempo supongo que la objetualidad podía contar con cierta organicidad una historia lo que hice durante un tiempo. Esta serie que estoy retomando trabaja sobre los clásicos con parábolas y metáforas.

¿Cuál considera son sus temáticas recurrentes?

Los creadores tocamos dos o tres temas durante nuestra trayectoria. La problemática identitaria, la circunstancia de ser cubanos es uno de mis más importantes ejes temáticos.

Y si habláramos de estilo…

Como muchos artistas considero que mi estilo es no tener estilo, dicen que el estilo es la muerte de la creación y de la imaginación. Necesito provocar al espectador hacerle trampas formales, el concepto subordina a lo formal, pintar bien o no es un formalismo pitar es un oficio sin la imaginación el arte no tiene sentido.

¿Por qué toma al objeto cotidiano como recurso pictórico y vórtice de su propuesta?

Durante algún tiempo el objeto fue el sujeto de mi obra. Después de tantos siglos de ver al hombre representándose a sí mismo en todos los soportes y de las más increíbles maneras, me pareció más interesante que fueran los objetos creados por éste, el discurso de mi trabajo. Cada objeto en sí, trae una historia que, a la vez, es diversa y única para cada ser humano.

¿Cuánto le debe Zenén al Taller Experimental de Gráfica de La Habana?

Al Taller de La Plaza llego por José Omar Torres, mi profesor de pintura desde la adolescencia y que hacía allí también sus litografías. Era a principio de los años ochenta y aún no estudiaba en San Alejandro. Te hablo del antiguo taller, frente al restaurante El Patio, en la antigua casa de Los Condes de Jaruco. Ese choque con la técnica, ver trabajar allí a los grandes maestros de la gráfica y la pintura cubanas fue como amor a primera vista. Era un taller pequeño y con un ambiente bien familiar. Además de José Omar Torres, podías ver allí, casi a diario, al maestro (Armando) Posse, a (Alfredo) Sosabravo, Roger Aguilar, al Choco (Eduardo Roca Salazar), Zaida del Río, Nelson Domínguez. En fin, muchísimos más que no menciono para no hacer infinita la lista. Además de artistas de todas partes del mundo, que por simpatía o trabajo pasaban por allí. Así comencé a hacer grabados, viendo como los hacían ellos. Después, cuando se inaugura el nuevo taller, el grande que está en el Callejón del Chorro, que por aquel tiempo dirigía (Francisco Rafael) Paneca, comienzo a trabajar en él de manera continua. Le debo mucho porque allí me formé como creador y aprendí muchísimo.

¿Cómo se autodefine: grabador o pintor? 

Soy un artista contemporáneo. Después de hacer mucha gráfica por unos veinte años continuos, más o menos, intercalando algunos períodos de pintura, he dejado por algún tiempo el grabado. Ahora pinto mucho, en diferentes soportes lo que me hace ver la obra de una manera más viva y renovada. También hago mucha acuarela, técnica bien difícil, pero muy gratificante. La pintura es muy celosa necesita más tiempo hay que dedicarle más esfuerzo y ahora estoy en ello.

¿Cuál técnica de grabado prefiere?

Comencé haciendo xilografía. Es la técnica que se realiza con menos recursos: gubias, tacos, rodillos y una plegadera o cuchara. Con eso puedes terminar una obra. Luego hice aguafuertes, una técnica difícil y que me apasiona, por el trabajo con los ácidos y la parte mágica de hacer lo que no ves para luego descubrir lo logrado mediante la impresión.  En los últimos años, me acerqué más a la litografía, que es más simple, por la realización. Ahora me he vuelto algo vago. Prefiero la litografía a batallar con las otras técnicas que dan tanto trabajo. Incluso, las hago a un solo color y después las manipulo una a una. Así que les cambio el estatus de múltiple para volverlas piezas únicas. Es más divertido.

¿Qué importancia le confiere a la experimentación dentro de su obra?

No creo que sea un experimentador, más bien soy un creador inquieto. Cambio los soportes, mezclo técnicas, o estilos. Me apropio de los grandes y pequeños maestros. Me invento y reinvento mi obra.

Entonces, ¿considera que ha valido la pena emprender el camino del arte?

Ha sido tan importante como estar vivo. Vivir es una experiencia diaria, abrir tu mente hacia otras múltiples y enriquecedoras maneras de hacer y pensar. Es tener un proyecto en mente y diez haciéndote el sueño intranquilo. Es hacer con cada obra un hijo que no sabes a donde llegará.

Zenén no descansa en estos momentos, alterna sus clases con la culminación del proyecto que presentará en la venidera Bienal de la Habana que comienza el próximo 22 de mayo. ArtOnCuba les mantendrá al tanto sobre esta nueva entrega del artista.

Cecilia Crespo

Cecilia Crespo

Periodista. Ha recibido varios reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo Cultural otorgado por la UNEAC y la UPEC a periodistas en Cuba menores de 35 años. Sus textos aparecen frecuentemente en diversas publicaciones cubanas especializadas en cine y artes visuales.

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio