Un jardín de la máquina de inferencias

/ 18 marzo, 2015

Alexis Esquivel (Pinar del Río, Cuba, 1968) vive de “juntar información”, reuniendo los datos que examina y compone cuidadosamente. El artilugio genera un nuevo discurso con las piezas que logra conectar. Aunque esta praxis esté definida en el lenguaje de un ingeniero, de manera general es la filosofía de la vida: actuamos según suposiciones definidas por sucesos anteriores. La obra de Esquivel se encuentra precisamente allí, en el centro de sus circunstancias, dando origen a una nueva historieta ilustrada que viene a eclosionar la llamada Pintura de Historia, como uno de los grandes géneros de la pintura académica

Memorial Garden es la más reciente muestra de Alexis Esquivel en el DomusArtium2002, Salamanca, exposición itinerante antes exhibida en Centro Atlántico de Arte Moderno, Las Palmas de Gran Canaria (febrero-mayo de 2014), que aglutina obras producidas en los últimos cinco años, desde pintura hasta video.Esta es la primera exposición personal del artista en Salamanca,donde reside y trabaja hace diez años, inaugurada el 20 de febrero y en las salas de la antigua cárcel hasta el próximo 17 de mayo.

Con una propuesta más que mimética o fáctica, Alexis Esquivel revisita constantemente los medios de difusión más consultados, de donde emergen –casi con la inmediatez de la noticia- los motivos de su interés. Las preocupaciones del artista cubano se extienden sobre las fronteras geográficas del país, se expandende tal manera que demuestran lo que a un cubano en Salamanca le concierne.

Su visión desde la Pintura de Historia en Memorial Garden, revela un interés por diseccionar la realidad que muestran los medios de comunicación sobre los sucesos políticos en el mundo y por otro lado, mantiene un vínculo que lo ata a su condición de cubano, como artista que forma parte de una diáspora identificada por un fuerte sentido de lo nacional. Este lazo de consanguineidad, para nada excluyente, manifiesta al mismo tiempo una proyección plural, abierta, inconmensurable, teniendo en cuenta que el acontecer internacional también es inspiraciónpara sus piezas.

Alexis Esquivel congela con la fuerza inherente a la representación pictórica escenas fundamentales en el contexto político internacional. Pudiera verse a la Pintura de Historia tras el filtro de este artista como el tema legitimado en el método y el género, el qué en el cómo, exquisitez que ofrece solo la solución final de la obra en la que trasciende la inmediatez de la noticia perpetuada en el lienzo.

La obra del artista propone el cuestionamiento del poder a través de la representación de los líderes que lo encarnan, trasladados al espacio físico e inmaterial de la creación misma: desde la idea hasta la pieza.Se presume también en su quehacer la visión de un ser contemporáneo, en el que el discurso postcolonial se expresa como una reconstrucción compleja de referentes distintos en piezas como El contenido de la victoria (2015) y Beijing World Park (2015).

Cada uno de los componentes que integran sus obras pueden ser claramente identificados, el artista mantiene casi impolutas las partes, sin mutilar sus significados. Más allá del diálogo final que claramente quiere privilegiar, su máquina de inferencias establece una suculenta combinatoria de sucesos en un único lienzopara definir un relato claramente satírico sin dejar de ser reflexivo, apoyado claro está en el título de cada pieza. Su obra será, sin dudas, unforgettable.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio