The-Merger en Monserrate 203

/ 26 febrero, 2018

Desde hace unos pocos meses se encuentra abierto al público un nuevo espacio para el arte cubano, en la Habana Vieja, a solo unos pasos del Museo Nacional de Bellas Artes. El estudio Monserrate 203, nombre que ha ido tomando de manera informal por su ubicación, permite un fácil acceso a la obra del grupo artístico The-Merger, actualmente conformado por los creadores Mario Miguel González (Mayito) y Niels Moleiro. The- Merger es ya una iniciativa reconocida, una fusión que ha creado un sello distintivo por la peculiaridad de ser un equipo, por la constante labor de autogestión de su obra y por el sello visual de su sorprendente línea creativa que abarca diferentes medios artísticos.

En Monserrate se expone una significativa muestra de obras, desde acuarelas y telas de sus primeros años hasta piezas de su producción más reciente. Aspecto característico en todas estas es la convivencia visual de elementos sin una relación aparente, los cuales llegan a crear composiciones atractivas, surreales y sugerentes. Se trata de combinaciones en las cuales la figura humana tiene un papel principal y a esta se unen objetos relacionados con las máquinas, la industria y la tecnología. Fieles al sello de The-Merger, se mantiene la impoluta factura, el tratamiento del material que potencia sus cualidades más fascinantes para crear piezas que de ningún modo pueden pasar inadvertidas: acero inoxidable exponiendo su calidad de espejo y el aluminio, junto a la armónica presencia del gris, el negro y el rojo.

El material, además de aportar una calidad estética indiscutible a las piezas, sugiere sensaciones y atribuye significados: seducción, peligro y la maravillosa combinación de ambos. Por ejemplo, se puede encontrar en la reciente serie Structure la interacción de la figura humana y la arquitectura, sistemas independientes que se convierten en uno solo. La imagen de la arquitectura, ampliamente utilizada en el arte cubano, nos habla de la capacidad creativa de la humanidad, pero también de sistemas de poder a través de los siglos. En este caso, se encuentran rostros seductores de mujer, confiados y desafiantes fundidos con modernos y dinámicos edificios y, por otra parte, rostros que quedan opacados por estructuras arquitectónicas metálicas que los incorporan a su preciso y calculado diseño. El factor humano se pierde en su propia obra, en las glamurosas e imponentes edificaciones, resultados de su afán hedonista.

La importancia dada al proceso creativo, otro rasgo del grupo, mantiene su estado prioritario, es por ello que elaboran diferentes estudios del proceso, que incluyen meticulosos planos con el proyecto de una pieza, luego llevada a la tridimensionalidad. Destaca entre estos, el estudio para busto de Nefertiti, icónica obra de la historia del arte cuyo tocado revela lo que parece ser un componente informático y hace alusión a la memoria, a la digitalización del conocimiento ancestral, incluyendo la producción artística.

Monserrate 203 queda abierto al público, en espera de que este sea el comienzo que abra paso a una activación del arte contemporáneo en esta estratégica zona habanera.

Carolina Sánchez Abella

Carolina Sánchez Abella

(La Habana, 1990). Licenciada en Historia delArte por la Universidad de La Habana. Ha trabajado como especialista en la Fundación Ludwig de Cuba. Ha colaborado con publicaciones especializadas en arte como ArteCubano, Noticias de Arte Cubano y el blog de Artoncuba.

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio