¿Tendrá el Arte Cubano un nuevo valor?

/ 21 enero, 2015

El Arte Cubano, su valor en el exterior y sus posibilidades de expansión en el mercado internacional también parecen tener un futuro promisorio con el nuevo panorama. El 17 de diciembre, que significa para Cuba el anuncio del restablecimiento de los vínculos diplomáticos entre la Isla y Estados Unidos, no solo marcaría el paroxismo, la conmoción nacional y el comienzo del fin de un vínculo roto por más de 50 años. Muchos especialistas ponen sobre aviso que Cuba debería prepararse para una invasión de coleccionistas. 2015 también podría ser el año para que el Arte Cubano se convierta en una nueva meca del arte mundial.

 

La Habana, invadida por coleccionistas
A partir del pasado viernes 16 entró en vigor una serie de puntos para comenzar a restablecer las relaciones bilaterales. Los barcos que antes no podían tocar puertos estadounidenses hasta pasados 6 meses de haber hecho negocios en puertos cubanos ya pueden hacerlo, luego de más de cinco décadas.

Este viernes, las restricciones a los viajes de estadounidenses hacia Cuba se comenzaron a atenuar también, y las instituciones financieras de USA podrán abrir cuentas en los bancos cubanos.

El diario digital El Financiero relató hace unos días cómo el cubano americano Alberto Magnan, fundador y copropietario de Magnan Metz, galería del barrio de Chelsea en Manhattan, dijo que el deshielo de las relaciones “tendrá un enorme impacto, porque Cuba era un mercado limitado” y que el número de personas que tendrá acceso a él “llegará a ser enorme”.

Magnan es de los que piensa que Cuba debería prepararse para una invasión de coleccionistas. Él, que desde hace años trae a estadounidenses a La Habana para ver y comprar pinturas y esculturas, dijo haber recibido por lo menos 25 llamados de coleccionistas en las 24 horas que siguieron al anuncio de Obama del 17 de diciembre. Su objetivo es adquirir obras de artistas emergentes antes de que sean descubiertos y sus precios aumenten.
“Quieren ir a Cuba antes de que las cosas sigan cambiando”, señaló Magnan, que representa a artistas cubanos como Alexandre Arrechea, Roberto Diago y Glenda León.

“El año que viene básicamente estaré en La Habana”, dijo.

Por años, los coleccionistas estadounidenses eludían el embargo llevando a Estados Unidos las obras de arte de manera legal, al Washington clasificarlas como “activos culturales”, a diferencia del ron o los cigarros.

Howard Farber, famoso coleccionista de arte cubano, dijo recientemente creer que este arte “ha sido uno de los secretos mejor guardados entre unos pocos coleccionistas y ahora que Cuba se abre para nosotros creo que más gente va a descubrir un género que es fresco y estupendo”.

Otro de los que prevé a Cuba como la nueva meca del mercado del arte es el desarrollador inmobiliario de Ohio, Ron Pizzuti. Pizzuti posee unas cien obras de arte cubano, y el año pasado abrió un museo privado en Columbus con una muestra inaugural dedicada a los artistas isleños.
“Veo que los precios están subiendo a medida que los artistas tienen más exposición”, dijo el coleccionista a la revista digital estadounidense Bloomberg. Pizzuti, junto a su esposa Ann, reunió una colección de 2 mil obras contemporáneas a lo largo de cuarenta años.

 

Los precios se alzarán

Los precios del arte cubano empezaron a subir durante la última recesión, impulsados por coleccionistas como Farber y la filántropa de Miami Ella Cisneros, además de grandes museos como el Tate de Londres. Hoy, los precios de obras de estrellas vivientes del arte cubano como Yoan Capote, Carlos Garaicoia y el dúo de arte conceptual Los Carpinteros oscilan entre los 5 mil y los 400 mil dólares.

Wifredo Lam, considerado por muchos como el Picasso de Cuba, y desaparecido desde 1982, vendió en Sotheby´s su obra Idolo (Oya/Divinit‚ de l’Air et de la mort) por 4 millones y 600 mil dólares hace dos años, un precio récord para el artista.

El marchante neoyorquino Sean Kelly, que representa a Los Carpinteros, dice esperar que los coleccionistas estadounidenses se concentren en encontrar y visitar artistas jóvenes y vanguardistas en Cuba que aún no han sido ampliamente exhibidos en el extranjero. Kelly señala que también es probable que los coleccionistas se agolpen en la próxima bienal de La Habana, en mayo.

Los permisos para que los propios artistas cubanos puedan viajar a Estados Unidos a vender su trabajo quizás se incrementen con el deshielo en las relaciones. Sin embargo, muchos consideran que este nuevo panorama significa también un reto para el arte insular, que luego de que pase su atractivo inicial de “fruto prohibido” al que ya se puede tener mayor acceso, deberá sostenerse por sus propios méritos.

 

Farber Foundation: nuevos premios para nuestro arte

El caso de Howard Farber es particular. El coleccionista ha instituido a través de su Farber Foundation los Premios Internacionales de Arte Cubano en su primera edición, para reconocer los logros de los artistas cubanos contemporáneos, a nivel internacional.

Nuevas maneras de promover el mejor arte de Cuba y posicionarlo en el mundo en el nivel que amerita, se abren con iniciativas como esta, que ha logrado atraer mayor atención sobre jóvenes artistas como Alejandro Campins, Celia y Yunior, Elizabet Cerviño, Rafael Domenech y Carlos Martiel, los cinco finalistas en la categoría de Artista Joven Cubano del Año (para artistas menores de 35 años).

Los Premios de la Fundación Farber también incluyen la categoría Artista Cubano del Año, cuyos finalistas son Alexandre Arrechea, Luis Cruz Azaceta, Teresita Fernández, Glexis Novoa y Lázaro Saavedra. Algunos de estos artistas trabajan dentro de Cuba, y otros lo hacen desde fuera.

La revista digital de arte cubano Cuban Art News ha resaltado que este certamen reconoce a artistas contemporáneos o de colaboración “que hayan demostrado un poder creativo excepcional durante los últimos dos años”.

Los finalistas fueron nominados por. Un jurado diferente de curadores, académicos y coleccionistas seleccionarán los ganadores de este grupo de preseleccionados.

El propio Howard Farber ha admitido a posibilidad de que el arte insular sea más promovido luego de las conversaciones bilaterales: “Con el histórico anuncio el pasado mes de la restitución de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos la creación de los Premios de Arte Cubano de la Farber Foundation es particularmente oportuna“, dijo Farber, quien junto a un panel de curadores, críticos y académicos de arte radicados en Cuba y en el exterior, también integra el jurado para elegir los ganadores del certamen este primer año, que se darán a conocer en mayo.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio