Realidad inducida: donde caben universos

/ 10 octubre, 2018

Poesía y razón. Así pudiera definirse, en dos simples y abarcadoras palabras, la más reciente exposición que llena las salas del Centro de Desarrollo de las Artes Visuales (CDAV), durante este mes de octubre.

Se trata de la muestra Realidad inducida. Aproximación a una estructura política, de los artistas Sergio Marrero González y Leonardo Luis Roque, quienes se unen como confidentes, más allá de las formas y los preceptos, para dialogar y construir universos, los suyos, los imaginados y los que habitan en el inconsciente de muchos como estructuras sociales.

Ambos con discursos diferentes, cada uno desde su praxis y estrategia se ganan al espectador. Los dos apuestan por escenarios donde el mayor peso recae en lo que el ojo humano es capaz de percibir y analizar, de acuerdo a los condicionamientos y vivencias personales.

Sergio Marrero utiliza un argumento abstracto, marcado por el predominio del color azul intenso, acompañado del rojo, el verde y amarillo (en menor escala). Establece, según sus análisis, un estudio de la deformación del color a partir de las tensiones que se generan cuando se deposita madera sobre lienzo.

Representa también pequeños objetos con formas cúbicas que sobresalen por la rareza de sus formas y constituyen un reflejo de la psiquis de su autor: profunda, intensa y dinámica. Este proyecto es resultado de la Beca de Creación Estudio 21, otorgada por el CDAV, en el 2016 al artífice.

Sin embargo hay más, mucho más. Tal vez el gran secreto que deja al descubierto el creador sea la inclinación constante por experimentar, crear, provocar estados de ánimo. Solo de esta forma el arte será puente, camino y bandera para calmar dolores, aliviar perezas y dejar en el hombre una sensación de paz inconmensurable.

En tanto, Leonardo Luis Roque despierta otras sensaciones relacionadas con la intimidad y el empleo de utensilios que forman parte activa de nuestras vidas. Esta vez, el centro de atención no gira sobre la horizontalidad (aunque varios cuadros colgados forman parte de la propuesta artística), sino más bien en el suelo al depositar las piezas en cojines como soportes, lo cual obliga al público a bajar la mirada si se quiere tener una visión íntegra de lo exhibido.

¿Pero…cuáles piezas?, y, ¿qué relación guardan entre sí? Aquí el artista sitúa una planta, un machete, un cráneo humano, juguetes de niños, tazas y otros objetos. Construye el imaginario de buena parte de objetos utilizados en el uso cotidiano, algunos con mayor carga emocional que otros.

No existe un rincón de ese espacio que no haya sido ocupado por un recuerdo, una parte del pasado se encuentra accesible para ser revisitada y revivida, si es preciso. Recrea, asimismo, aquel sitio del hogar seguro y confortable para estudiar. Son evocaciones que siempre emanan placer, deseos de volver a ser feliz con lápices, libretas y libros, al menos para los amantes del conocimiento.

Con sugerentes pinturas de fondo, Leonardo seduce desde el silencio y la armonía. Habla de la vida y las constantes que mueven este sistema de cosas. En estos momentos… ¿Se necesita inducir la realidad o nos conformamos con lo que tenemos? Cada cual que hable y tire la primera piedra.

Elaine Caballero Sabugueiro

Elaine Caballero Sabugueiro

Periodista y editora. Amante de la religión hindú y admiradora hasta los tuétanos de Cortázar.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio