Paradiso de Humberto Díaz

/ 13 noviembre, 2014

Muy cerca y muy lejos de La Habana

La participación de Humberto Díaz en la muestra 24 h Escultura, curada por Ursula Ströbele en colaboración con Andreas Greiner y prevista para efectuarse entre el 15 y el 16 de noviembre próximos en Berlín; enfatiza el propósito conceptual de dicha exhibición. El encuentro, que contará con una variada nómina entre la que figuran artistas como Alicja Kwade, Andreas Greiner, Dennis Oppenheim, Franz Erhard Walther, Roman Signer, etc.; tiene como premisa visibilizar obras que expandan el campo de la escultura, derogando así los preceptos de durabilidad y estabilidad que antológicamente le han sido concedidos.

Pero el statement curatorial no se distingue únicamente por concentrar un grupo de obras que privilegien lo instalativo, partiendo de la escultura como campo de acción. La exhibición podrá ser apreciada solo durante un día, en el cual permanecerá abierta al público –como lo indica el título– 24 horas. De esa manera, el conjunto funcionará como un gesto performático que temporaliza la escultura, al tiempo que la dinamita, dotándola de cierto dramatismo.

Por su parte, la pieza propuesta por Humberto Díaz se imbrica de forma armónica con los propósitos del conjunto. Se trata de Paradiso, obra ya socializada en la muestra Sex and the city efectuada en la galería Acacia en el 2013. El performance se inserta dentro de la serie Objetos del deseo, conjunto que escenifica el proceso de selección natural y escogencia del ser humano; el cual se articula como un mecanismo de relación para acercarse a los objetos y establecer nexos entre lo corporal y lo objetual. El protagonismo del cuerpo en dicho grupo multiplica sus valores visuales para convertirse en materia, en instrumento somático que puede reciclarse o transportarse.

Paradiso es una obra donde se grafica la expresión sexual mediante el homoerotismo femenino. Los dos cuerpos entrelazados y cubiertos de nylon transparente articulan una “escultura viva” que roza las fronteras de lo pornográfico y lo permisible. La acción performática es concebida desde un entramado de intertextos en los que intervienen la literatura, la política y la censura. La pieza, al igual que la exposición que la acogerá en breve, juega a cuestionar la perdurabilidad del material y a trastocar la recepción habitual del espectador, donde el hecho de “estar” se adiciona, en este caso, al resto de los sentidos que conlleva asistir a la galería.

El nombre de Humberto Díaz en una nómina inminentemente nórdica, calibra la obra del artista como pionera en los nuevos modos de concebir el objeto artístico. Su Paradiso se posiciona cerca o lejos, engañando a las fugacidades, y adentrándose durante un día único en otros contextos y cosmovisiones.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio