Metropolización

Todo se reduce al movimiento

/ 6 agosto, 2019

L’artn’estpas un luxe mais un besoin vital

(El arte no es un lujo sino una necesidad vital)

Robert Bresson

 

Uno de los grandes retos que afronta el artista contemporáneo radica en ser capaz de construirse a partir de su realidad, pues la era posmoderna, con sus radicales rupturas, abrió la caja de Pandora a vertientes como el arte conceptual, el cual, cuando no está bien –o muy bien– logrado, acaba tomando distancia del receptor (incluso del más avezado) y queda suspendido en una burbuja de abstracción en términos de significado. De ahí la necesidad imperante de regresar a la filosofía vanguardista de fundir el arte con la vida, dinámica en la cual el artista (como ente portador de una sensibilidad “privilegiada”) deviene un cronista de la cotidianidad, responsable y comprometido con la tarea de visibilizar las problemáticas de corte socioeconómico que nos afectan, en la búsqueda de posibles mejoras.

Es ese uno de los propósitos del joven diseñador Yorlán Cabezas Padrón, quien nos regala en su primera exposición, Metrópoli, un cuadro razonado y metafórico de La Habana actual, urbe que pasó de ser parte de una colonia para convertirse en “ciudad maravilla”, con el peligro latente de metamorfosearse en una megalópolis si la superpoblación continúa su marcha actual. Su obra posee el mérito de fusionar el vuelo imaginativo del arte con la objetividad del diseño en cuanto a lo conceptual, y la maestría de la ilustración con la más tradicional historia del arte en escogencias como el horror vacui de cara al plano formal. El resultado final es un producto netamente cubano en tanto factura e inquietudes de trasfondo, que entabla un diálogo crítico con la imagen estereotipada y comercial de la capital –tan recurrente en los souvenirs de feria consumidos por los turistas–, a la vez que deviene arte paródico en la medida en que su autor lo intelectualiza.

Los animales, en su condición de protagonistas de estas historias, forman parte de una analogía con la esencia humana, la cual, al responder a un contexto sociocultural, acaba dividiéndonos en depredadores y presas, creando, al decir del popular refrán, “un sálvese quien pueda”.

Por su lado, los medios de transporte funcionan como metonimia del tópico estructurador de la muestra: el transporte, detonante de innumerables dinámicas sociales y preocupación latente de todo cubano promedio, sin contar las connotaciones volcadas a la migración, en la que la insularidad se transforma por momentos en una maldita circunstancia. Yorlán Cabezas Padrón se sirve de los medios de transporte como receptáculos de imágenes o globos de textos en los cuales encerrar sus historias. Con esta solución composicional resuelve agrupar la caótica urbanización en una única figura que se separa legiblemente del fondo neutro.

Metrópoli no se ubica en un campo abstracto del conocimiento, inteligible para el receptor común. Muy por el contrario, brinda la oportunidad a todo tipo de espectador (con ojos entrenados o inexpertos) de interactuar con su cotidianidad a través del arte e incluso recepcionar los significantes emanados de las obras de acuerdo a su nivel interpretativo. La mesa está servida, la última palabra siempre la tendrá el público, completador por excelencia de la obra de arte y, sin lugar a dudas, su más justo juez.

Dayma Crespo Zaporta

Dayma Crespo Zaporta

(La Habana, 1994). Licenciada en Historia del Arte. Profesora de Antropología del Instituto Superior de Arte (ISA). Miembro del Consejo Editorial de la Revista Universitaria UPsalón. Colabora con publicaciones como UPsalón, ArtOnCuba, A Mano, Cachivachemedia, D Aquí, etc.

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio