Memoria instructiva para penetrar la piel

/ 26 agosto, 2016

Cuando hacia fines de siglo XIX Felipe Poey comenzara a trabajar en su primer manuscrito Ictiología Cubana, cada uno de los peces que estudió fueron disecados y nombrados con propósitos de orden científico; no sospechaba entonces que estos formarían parte de un nuevo relato: ahora el del arte.

Memoria instructiva para penetrar la piel, constituye la más reciente exposición de María Cienfuegos en el CDAV (11 de agosto-12 de septiembre 2016). Insertada dentro del proyecto Remake, de este centro, la propuesta presentada es una segunda puesta en escena donde la artista continúa explorando el tema de la memoria. La muestra está conformada por una selección de aquellos especímenes utilizados por el científico cubano y sus alumnos. Estos, no son más que objetos en los que se ha condensado siglos de relatos inconclusos de nuestra geografía histórica.

La exposición comporta elementos provenientes de las ciencias naturales y conserva un atisbo cientificista, re-interpretable por el contexto artístico en que se exhibe, así como por suplementos como el título y las fichas “técnicas”. Estas últimas son textos interruptos que contienen errores solo visibles para ojos expertos. Por otra parte, existe un antogonismo entre la descripción de los peces, en la que se sobresalta sus colores, y los objetos vetustos, amarillentos, ubicados en la sala.

La mirada contemporánea a la naturaleza del documento convierte estos peces en depositarios de narraciones que se escapan de los terrenos de la ciencia, y trascienden a lo social y lo cultural. Cada uno de estos estos son un “enlace” con el pasado. Sus cuerpos dejan entrever los rastros del tiempo y la historia. Los hilos desgastados, las etiquetas envejecidas, los reversos acartonados, las costuras y los rellenos metaforizan la presencia del hombre. Por último, las fotografías de los sepulcros de Félix Varela, José de la Luz y Caballero y Felipe Poey,  situadas en una suerte de nicho de esta sala del CDAV, terminan por completar la idea central de la muestra que propone un acercamiento al sentido dela cultura más amplio, que se escape de las clasificaciones.

Esta exposición tuvo un antecedente en una muestra homónima en el año 2010. En  aquella ocasión la artista fotografió fragmentos de estos mismos peces y creó una instalación fotográfica; ahora, en cambio, el gesto de utilizar el objetos mismo implica nuevas connotaciones. No obstante, la memoria, como categoría artística, articula el desarrollo de ambas muestras y desde el punto de vista museográfico la artista continúa fascinada por las texturas y el ambiente teatral en que una vez fotografiara estos mismos peces.

Laura Arañó Arencibia

Laura Arañó Arencibia

(La Habana, 1993). Licenciada en Historia del Arte, Universidad de la Habana. Actualmente trabaja en el Departamento de Curaduría y Colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes. Ha colaborado con publicaciones como La Gaceta de Cuba, Noticias de Artecubano y Art OnCuba Magazine.

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio