Lo cognitivo y lo contenido en Sandra Pérez

/ 4 febrero, 2015

Ante la falta de referencia que ha marcado la era posmoderna, muchos artistas plásticos contemporáneos han optado por enfrentar el vacío artístico y el egocentrismo facilista, con la indagación transversal en corrientes filosóficas, en el diálogo y confrontación con determinados sistemas de pensamiento y en el análisis de diversos procesos históricos, como asidero necesario sobre el cual erigir sus discursos estéticos. Tal es el caso de Sandra Pérez, artista cubana que, al tiempo que cultiva otras expresiones artísticas, explora plásticamente nociones esenciales de la existencia.

El pretexto inicial para el trabajo que se expone desde el 19 de diciembre y hasta mediados de febrero en la Casa Guayasamín, en el Centro Histórico de la Ciudad, es el estudio sobre los orígenes de la violencia. Su formación como historiadora le ha ofrecido más que herramientas para explorar en sus causas, consecuencias y trascendencia, la necesidad de analizar este tema como un elemento fundamental en la formación de todas las culturas, entendiendo este término desde lo inmediato hasta lo global.

Formalmente atractivas y plásticamente despojadas de localismos, las cinco instalaciones que conforman la muestra –Los dueños, El oponente, La apropiación, La autoridad y Paz es entregarse– parecen situarse en una dimensión otra, apenas real, acaso porque es la intención de la artista indagar en lo sicológico, en la mente del individuo, lo cual trasciende cualquier intento iconográfico. Si bien en CON-TENIDO la contemplación es medular en el acercamiento a cada pieza, la relación de éstas con el espectador es más compleja porque intentan con él una comunión de identificación y de contención.

Singular resulta sin dudas esta propuesta lírica de Sandra en un contexto muy predispuesto a cuestionar su entorno inmediato. No incluye explícitamente muros, palmas, insignias patrias, armas, fragmentos de prensa plana, escollos de pobreza, pasaportes o narraciones abrumadoras. Pero quién afirma que no sea esa propia circunstancia la que en última instancia (como le llaman los filósofos a la causa última de todas las cosas) haya motivado este acercamiento de quien está convencida de que en el propio individuo está la necesidad y la posibilidad de trascender toda imposición desde diferentes ángulos: la familia (La autoridad), la autorrepresión (El oponente), el poder (Los dueños), la predisposición a la aceptación de verdades absolutas (La apropiación) y todas a la vez. Para nada nos encontramos ante una expresión ingenua o enajenada. Hay todo un contenido intencionado y profundo que la artista ha indagado y expuesto con conciencia: este ejercicio apuesta por un cubano más autoconsciente de sí mismo y de sus autolimitaciones (Paz es entregarse). Y como muchas veces los humanos compartimos similar suerte, en esa deconstrucción del individuo la artista ha llegado a estados de expresión universales.

En el panorama artístico cubano esta muestra no ha pasado desapercibida. Por un lado, resulta notorio lo singular de su tema, el atrevimiento de su creadora para aventurarse sobre un fundamentotan espiritual. Por otro, porque es Sandra para el gremio una especie de desconocida, que presenta ahora su segunda muestra personal y que no es egresada de la enseñanza artística. En general es bastante poco convencional. En tercer lugar, porque recurre a medios tecnológicos bastante inéditos en nuestro contexto para concebir meticulosamente una representación visual y cognitiva de los conceptos que explora: luces, proyectores, videos, circuito cerrado, hamaca artesanal, acrílicos, espejos… En su trabajo las nociones de abstracción y laboratorio adquieren una categoría visceral, que subrayan la madurez de su devenir como creadora que se distingue por su sensibilidad profunda en la constante búsqueda de lo esencial desde lo histórico, antropológico y cultural.

 

Onedys Calvo

Onedys Calvo

Tiene una Maestría en Historia del Arte. Vive y trabaja en La Habana. Es curadora de la Oficina del Historiador de la Ciudad y es la Directora del Palacio del Segundo Cabo: Centro para la interpretación de las relaciones culturales Cuba-Europa. Además, trabaja como periodista en la emisora Habana Radio, y colabora con diversas publicaciones especializadas, tales como Artecubano, Revolución y Cultura y de OPUS Habana.

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio