Lección de historia en Factoría Habana

/ 21 noviembre, 2014

Hasta finales de noviembre se podrá disfrutar en Factoría Habana de la exposición colectiva La utilidad de la historia, curada por Concha Fontenla y Alejandro Machado.

La utilidad de la historia es algo que nadie en su sano juicio pondría en entredicho. La historia es el relato a través del cual nos apropiamos del pasado. Y ese relato es elaborado por lo general por personas que estudian, de manera científica, los hechos acontecidos; no solo con el objetivo de saber con la mayor exactitud lo que sucedió, sino que la escritura de la historia comporta también una reflexión e interpretación sobre esa realidad pasada. Interpretación que, ineludiblemente, opera desde la mirada del presente, a través de los lentes de la cultura, la ideología, la política, los modos de vida, los proyectos colectivos, etc. De manera que la historia, como saber, nunca es ingenua, suele favorecer a unos y a invisibilizar a otros.

¿Y el arte que tendría que aportar a ese debate? Pues mucho. El arte es una forma de producir conocimiento que entra en contrapunteo con el resto de los discursos culturales. La mirada del artista es por lo general escéptica, interroga y disiente allí donde suelen postularse verdades inmutables. El arte pretende crear sus propias narraciones, sus propias interpretaciones de los hechos, también quiere dar su opinión, ser parte de un debate colectivo que nos concierne a todos, porque sobre el suelo y el subsuelo del pasado andamos, desde esa experiencia nos proyectamos hacia el futuro, y ese diálogo crítico es vital para cualquier sociedad.

La mayoría de los artistas que participan en esta exposición se apropian de la historia, de su simbología, de sus mitos, de lo escrito y de lo omitido; metabolizan todo ese imaginario cultural e histórico, y lo devuelven transformado en otro tipo de discurso. Un discurso que se sirve de lo visual, lo objetual, lo textual, lo audiovisual, según sea el caso; un discurso que no pretende informar didácticamente al público, sobre tal y mas cual acontecimiento. Al contrario, el arte crea un espacio para el juego de las interpretaciones. Un juego donde ninguna verdad posee más autoridad que la otra. Un juego en el que, en todo caso, es usted quien debe escribir en su mente, ya sea para usted mismo, o para comunicarles a los demás, su propia interpretación de los hechos, es decir, su propia verdad.

La utilidad de la historia se transmuta en esta exposición en la utilidad del arte, que nos da la posibilidad de experimentar sensorial, perceptual y reflexivamente, una manera otra de apropiarnos del pasado.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio