Lección de anatomía de Casas

/ 29 julio, 2016

Tras recorrer las salas de la galería Villa Manuela, sitio desfavorecido por la distribución de sus espacios pero que propende un marcado intimismo entre el espectador y la obra de arte, percibí la honesta reflexión del artista, el maestro Ramón Casas, sobre el espacio natural de sus objetos.

Algunos apuntan que la tendencia estilística de Casas responde a un abstraccionismo de corte geométrico a razón de sus formas escultóricas, en las que ángulos y curvas se armonizan para conformar objetos cuyas fisonomías poseen un cariz en sumo personalizado e íntimo. Sin embargo, en sus obras emana una voluntad figurativa subrepticia a la representación abstracta de los volúmenes en el espacio. Una vez más, mediante los títulos y/o los sutiles atisbos de formas reconocibles en las piezas, es posible acercarse, desde las experiencias y las emociones personales, a algunas de las tribulaciones del artista. Ejemplos de ellos son las obras: Anatomía del vuelo (2009), Pétalo (2012) y S/T (2013)- ensamblaje de dos cuerpos juntos que simulan insectos adosados a la pared.

Casas refleja en sus piezas un particular interés por las minúsculas experiencias de vida y los fragmentos de la realidad. Sus obras condensan, en su inmovilidad, momentos específicos dotados de movimiento en su entorno natural. El vuelo de un insecto, presuntamente una mariposa, un acto de apareamiento, la caída de la lluvia, una danza humana, son algunas de las acciones impresas por el artista en sus creaciones. Su motivo es la complejidad inherente a las cosas simples. Casas se detiene en la mínima expresión, en el pequeño engranaje que hace funcionar la maquinaria toda. Es un anatomista por excelencia, disecciona sus objetos, estudia sus partes y las representa con un poder de síntesis loable. En tal sentido recrea la Estructura interior de una virgen (2011), mezclando la morfología típica de la efigie de la santa con elementos espirituales asociados a su culto y cierta dosis de ironía (los tres Juanes se representan como soldados de juguete).

Por estos días la muestra expositiva de Ramón Casas, meritorio homenaje a su trayectoria artística, habita el espacio galerístico Villa Manuela y ofrece al público, una vez más, la armonía matérica y la energía visual de los volúmenes en el espacio, que caracterizan su quehacer.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio