La huella hispana a través del pincel de Arche

/ 10 agosto, 2018

Estamos en presencia de una investigación empírica, surgida de una idea no arbitraria pero exenta casi totalmente de un discurso referativo. Esto se debe a la inexistencia –casi absoluta– de estudios con respecto a nuestro objeto visual y al afán curioso de descubrir hasta qué punto podría llevarse esta hipótesis.

El propósito de este trabajo es hallar posibles nexos entre la obra de la vanguardia cubana –específicamente de la figura del retratista Jorge Arche– y el “retorno al orden español”, por la sospecha de un vínculo dado a partir de influencias.

Una vez terminada la Primera Guerra Mundial el arte español pedía a gritos un regreso al pasado clásico, al orden, y por ende, a la mímesis, a la representación de la realidad “tal cual es”; pero siempre con la impresión del sello personal de los artistas. Aunque también se le puede ver como la contrapartida de las vanguardias de principio de siglo, las que de alguna manera con su arte de avanzada estaban haciendo peligrar los más altos conceptos y cánones del clasicismo. Es así que Jean Cocteau denomina al arte de este momento “retorno al orden”. Las ideas de reordenamiento del arte en España pienso que no responden del todo a las culturas grecolatinas, ni al renacimiento; sino que tratan de hallar  dentro de lo vernáculo, medida y organización; razón por la cual no existe idealización alguna en la mayoría de estas obras. Son un canto a lo nacional, concepto que se había visto resquebrajado a raíz del belicismo anterior y las contestatarias vanguardias artísticas.

El artista villaclareño, Jorge Arche (Las Villas, Cuba, 6 de abril de1905 – Cádiz, España, 9 de noviembre de 1956) se formó en la Academia de Bellas Artes de San Alejandro, en La Habana, en el género de retrato específicamente. Es una de las excepciones dentro de la vanguardia artística cubana, ya que en los inicios de su carrera no viajó a Europa, lo que no impidió su estudio a distancia del clasicismo italiano propio del Renacimiento, pero de igual manera su relación con el arte hispánico se nos muestra como un enigma. Se apropia de elementos clásicos como las posiciones de sus retratados y la lozanía de los rostros, pero siempre con un tratamiento psicológico y un trabajo fisonómico minucioso que evite la existencia de dudas acerca de la identidad del modelo.

Si algo ha sido probado a lo largo de la Historia del Arte es que nuestras vanguardias del siglo XX –no todas– están influenciadas por el muralismo mexicano. Es así que esas figuras robustas, fornidas, monumentales, volumétricas y corpóreas que representa Arche a la manera de Miguel Ángel Buonarotti son consideradas un atisbo de dicho referente (el muralismo mexicano) en su obra pictórica. No obstante, también podríamos verlo como un punto de contacto con la producción más o menos contemporánea que ocurría en España, y pensaría inmediatamente en obras como Dos mujeres corriendo en la playa (1922) de Pablo Picasso.

El formalismo que invade los retratos de Arche habla de un conocimiento de lo clásico, pues representa las figuras de frente o de tres cuartos, a la vez que las humaniza haciéndolas mirar fijamente al receptor, parecen estar vivas y prestas al diálogo pese a sus rígidas posiciones.

Indudablemente deben existir puntos de unión entre Arche y la producción artística que regresaba al clasicismo en España por entonces. Y la observación a primera vista de Primavera o Descanso (1940) del autor cubano y Adán y Eva (1932) de Rosario de Velasco no me dejará mentir. Las figuras descansan, en ambas composiciones, cómodamente sobre la hierba; sus rostros denotan tranquilidad, despreocupación, relajamiento quizás. No poseen calzado y la familiaridad que logran con la superficie sobre la que yacen nos habla de una inmersión en el paisaje, en el entorno donde se hallan ubicados.

En cuanto a la manera de representar a las figuras encontramos la misma robustez, corporeidad; el rostro y la posición de las figuras masculinas me parecen casi idénticos, lo que contraria su disposición de acuerdo a los marcos de referencia izquierdo y derecho respectivamente. Aun cuando Arche dota de mayor voluptuosidad a sus personajes y de una brillantez luminosa a sus cuadros, la similitud con esta artista me resulta bastante evidente. Sus rostros son más humanos, despiertos, con mayor expresión; lo que quizás responde a que el otro cuadro hace alusión a personajes bíblicos y de cierta manera la autora puede haberlos idealizado un tanto. El paisaje y los personajes vibran por los contrastes cromáticos, la alegría desenfrenada pero al mismo tiempo contenida de esta estación del año son personificadas en la composición de manera general. La pareja entrecruzada en el centro crea un equilibrio ideal en la obra, que unido al medio ambiente de ensueño que los secunda, nos remitirían al Edén de donde provienen los amantes de la Velasco.

Afirmar con certeza el vínculo del “retratista de la modernidad cubana” con el “retorno al orden” que se daba en España contemporáneo a él sería en estos momentos muy precipitado, ya que cada conjetura al respecto está sustentada sobre un análisis puramente formal, el cual pudiera carecer de veracidad. No obstante, el planteamiento de esta posible relación queda abierto a la investigación y al debate para proyectos ulteriores de mayor profundidad. En el camino puede ser que se descubra que no hay tal nexo y que la influencia viene de otro lugar o periodo artístico, pero la idea aquí planteada no me resulta descartable, en tanto las anteriores similitudes arrojan luces seguras –a mi entender– sobre dichos vínculos.

Dayma Crespo Zaporta

Dayma Crespo Zaporta

(La Habana, 1994). Licenciada en Historia del Arte. Profesora de Antropología del Instituto Superior de Arte (ISA). Miembro del Consejo Editorial de la Revista Universitaria UPsalón. Colabora con publicaciones como UPsalón, ArtOnCuba, A Mano, Cachivachemedia, D Aquí, etc.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio