La Habana de Daniel

/ 13 enero, 2015

[La Habana] es ciudad en sombras, hecha para la explotación delas sombras –sombra ella misma, cuando se la piensa en contraste con todo lo que le fue germinando, creciendo…

 La ciudad de las columnas

Alejo Carpentier

 

La Habana ha cumplido 495 años. Aún cuando sus muros se hacen cada vez más grises es una de las siete ciudades más maravillosas del planeta[1]. Ha sido motivo de representación de las artes plásticas hechas en Cuba desde el siglo XIX. El grabado de entonces que recogía a manera de fotografía las escenas cotidianas en las que “siempre aparecerá la pequeña acción, más sugerida que desarrollada, para indicarnos que se trata de una captación instantánea, fugaz, y, al mismo tiempo, clave de todo un ambiente”[2]. Tema de la vanguardia del siglo XX para discursar sobre la cubanidad.

Para esta urbe el ambiente es un elemento esencial, definitorio, identitario. Se ha convertido en ícono, en símbolo; hoy sigue siendo una constante en la historia del arte cubano, y es también objeto de atención para Daniel Rodríguez Collazo (Batabanó, 1987), quien recientemente ha puesto a consideración del público citadino su obra bajo el título Simbiosis, exposición presentada durante los meses de septiembre y octubre de 2014 en la Galería Servando Cabrera Moreno, de Playa.

Daniel no nació en La Habana. Cada día recorre cincuenta kilómetros para llegar a ella y habitarla. Se la apropia y la utiliza de pretexto para discursar de sus circunstancias; pero renuncia a la imagen de uso frecuente en las distintas manifestaciones de las artes visuales, que se regodea en su deterioro. Nos propone la ciudad como metáfora, “insiste en construirla como un organismo vivo”[3].

La Habana de Daniel –también nuestra-, padece: la adenopatía cívica inunda sus calles (arterias), ahoga su arquitectura; sufre de hipoxia y estrés. Rodríguez Collazo aprovecha la plasticidad de estos “síntomas clínicos” y consigue imbricarlos orgánicamente en el paisaje urbano. Nos presenta la ciudad siempre reconocible aunque no apela a los espacios más socorridos. Su escenario preferido es el Vedado, aprovecha su arquitectura moderna para mirarla desde la altura y así también parece ganar distancia. Curiosamente, solo comparte el horizonte de la ciudad en una pieza que alude a la religión (la espiritualidad) como la respuesta inmune. Se siente, en su manera de tratarla, la admiración por su belleza, su fuerza.

Cada pieza es, además, una evidencia del dominio del autor de los recursos plásticos. La sobriedad en el uso del color, el oficio demostrado en el trabajo con el carboncillo y el dominio del dibujo. El empleo puntual de la textura y del rojo como símbolo de vitalidad que contrasta con la quietud de la ciudad; hace énfasis, recrea y dota de vida a los elementos biológicos. La presencia también del lenguaje cinematográfico en la composición de planos recuerda las invasiones que puede encontrarse en los filmes de ciencia ficción; pero prescinde de toda parafernalia, privilegia la acción contenida, la atmósfera, el ambiente que, una vez más, logran el mayor nivel expresivo.

La Habana, hospedero, de otros múltiples, se yergue. Como diría Carpentier –aunque en otro sentido-, se define en ese “proceso de simbiosis y amalgama” que Daniel también descubre y nos ofrece.

 

[1]              Según los resultados del concurso New 7 Wonders Cities convocado por la fundación suiza New7Wonders.

[2]              Juan, Adelaida de. La Pintura y el Grabado Comparados. Sus caracteres. Su temática: el paisaje; las figuras. El tema negro.

[3]              Calvo Noya, Onedys. Simbiótica o invadida. Palabras al catálogo Simbiosis. Galería Servando Cabrera Moreno, La Habana, septiembre-octubre, 2014.

Related Post

Comments are closed.

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio