Junio 16, 2018

Una muestra personal de Jorge Ríos

/ 18 mayo, 2019

“Porque la vida es un fluir”
James Joyce. Ulises.

La obra de Jorge Ríos ha transitado, desde muy al principio, quizás por el más complicado de los roles que se puedan escoger en el arte, el de asumir la responsabilidad de discursar, desde la filosofía, acerca de la relación entre el hombre y todo su entorno, en él visto desde el pensamiento metafísico más ocupado, sobre todo, del SER y la NADA.
Jorge Ríos, La Habana, 1988, es un joven artista cubano que reside desde hace unos pocos años en los Estados Unidos. Graduado de la Academia de San Alejandro en Cuba, continúa hoy sus estudios en la Escuela del Instituto de Arte de Chicago.
Esta muestra evidencia la continuidad, y evolución, de su pensamiento creativo, ese que para él no es más que la relación universal, desde el arte, de todo lo que compete a la existencia del ser humano, proceso en el que cada serie representa solo una ventana de acceso a un universo inmensamente mayor que el que puede apreciarse a primera vista. Como en toda obra válida, como lo es la suya, lo que se ve a simple vista es solo la punta del Iceberg. Junio 16, 2018 toma como punto de partida la novela Ulises de James Joyce. En términos formales, Jorge intenta, copiando con exactitud el cielo cada dos horas durante un día (junio 16, 2018), la narración de lo efímero, de lo perecedero. Como en el Ulises de Joyce, que transcurre también en un solo día (junio 16, 1904) pero en la decadente Dublin, Jorge nos recuerda, a través de un grupo de bellos paisajes, que no hay nada más breve que la propia existencia, y es que eso que estamos viendo ya fue, y es este un hecho que a la vez que hermoso, encierra un drama sin solución. Como en el Ulises, esta muestra se enfoca en la simpleza de lo cotidiano, en la heroicidad, y la belleza, de sobrevivir a nuestra insignificancia. La esencia del discurso reside en mostrar el rostro del hombre común, su fuerza para vivir. Convertir lo habitual en lo heroico. ¿Y qué es la vida sino una epopeya en reversa? Porque el camino puede ser maravilloso, pero el final casi nunca es la victoria.
Todo existe gracias a su contrario. La vida misma existe gracias a la muerte, lo claro gracias a lo oscuro, lo perecedero gracias a lo eterno. Estas categorías forman también parte del discurso de la muestra a través de una serie de dibujos que Jorge relaciona con eventos universalmente conocidos, de incuestionable notoriedad. Su función es la de enfatizar, a través de eventos aislados, el aplastante protagonismo de la vida real, que es en realidad toda, y en la que apenas reparamos. Esta breve serie de dibujos define, por oposición, su homenaje a la NADA.
Conozco a Jorge de toda su vida. Lo vi crecer como artista, y también lo vi crecer, y si tuviera que escoger una característica para definir su proceso de creación, hablaría de obstinación. Su actitud es siempre escoger un tema y profundizar en el hasta agotarlo: investiga, lee como un adicto, se desvela trabajando en las posibilidades para materializar la idea, molesta a los amigos constantemente para compartir algún detalle e involucrarlos en su debate, pinta obsesivamente hasta encontrar la solución visual que le convenza. Una vez ahí, en el resultado final, lo desecha completamente para comenzar otra vez desde el principio a desarrollar una nueva idea, donde todo vuelve a repetirse.
Se que será una pregunta recurrente, por ello me adelanto a responderla. Esos cielos son de Miami. Pasó el 16 de Junio de 2018. Jorge estaba en su casa de Coral Gables.

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio