Juanito piensa un Art Basel Habana

/ 28 octubre, 2016

Juan Delgado Calzadilla, curador independiente y creador del Proyecto Detrás del Muro, es en nuestro medio una de las figuras más avezadas en cuanto a comercialización, promoción y gestión del hecho artístico. En esta ocasión, Juanito comparte con Art OnCuba sus criterios sobre las ferias de arte.

¿Cuál ha sido su experiencia con las ferias de arte y en particular con Art Basel?

En sentido general, yo creo que las ferias de arte son un mecanismo de promoción muy importante para el artista, pero a través de la galería, y sobre todo de aquellas galerías que sienten un gran respeto por las ferias y dan una continuidad a su participación en estas con propuestas interesantes, bien curadas y de sus propios artistas.

He asistido a ARCO, a la FIAC de París (cuando trabajaba con Mendive, donde él hizo un performance en el año 1999) y en una ocasión fui invitado también a la feria ArtBo por el VIP. Por ejemplo, esta última fue una experiencia interesante, porque en ArtBo entre los VIP había una visita a todos los coleccionistas importantes de la ciudad, lo cual da una magnitud de cómo los coleccionistas participaban de una feria con sus obras y formaban parte también de una galería.

En el mundo entero existe un respeto entre la galería y el artista. En Cuba, sin embargo, esa continuidad no ha existido, entre muchos factores, por las mismas carencias de la sociedad o porque la galería no apuesta por el artista, apuesta para una feria, pero ya no apuesta para la segunda, y recuerdo que esta fue una de mis discusiones un día en Galería Habana. Es necesario darle continuidad en las ferias a los artistas con los que participas. Cuando alguien va a la Marlborough en cualquier feria del mundo, te encuentras en su espacio espectacular con sus mismos artistas y ya el espectador, el coleccionista sabe que va a ver un Botero, un Tomás Sánchez.

Los artistas son siempre ambiguos a la feria, como dice Wilfredo Prieto “a mí las ferias no me gustan” y eso está bien. No obstante, en el caso cubano de desconocimiento de lo que sucede en el mundo, cuando vamos a confrontar –como decía Amelia Peláez “hay que salir para confrontar”- entonces las ferias te dan la posibilidad de descubrir artistas. En una ocasión estaba en Sean Kelly y descubrí un joven artista maravilloso que se llama José Dávila, es mexicano, me encantó, me fascinó su instalación y ese mismo año, 2014, obtiene el premio EFG Bank y Art Nexus. Entonces, te das cuenta de que las ferias pueden ser muy provechosas si de verdad vas concentrado a ver buen arte, a ver qué te interesa, si te interesan las instalaciones, el arte pop, la fotografía, las tendencias que tienen las ferias, porque siempre las ferias recogen lo que en ese momento tiene más fuerza en el mercado. Después vas a la galería de Elba Benítez y ves una instalación maravillosa de Carlos Garaicoa que no la había hecho en La Habana, entonces ahí tienes la oportunidad de disfrutarla. Así te vas socializando con cosas que en Cuba no tienes la posibilidad de ver.

A propósito ¿Cómo percibe la presencia del arte cubano en las ferias?

Si te llegas a Mai 36 Gallery, en Suiza te da alegría que participen Raúl Cordero, Flavio Garciandía, El Pollo. El Pollo ha sido un constante siempre en Art Basel y eso te va mostrando cómo Cuba se va introduciendo no a través de sus galerías, sino de galerías extranjeras y cómo Art Basel aprueba que vayan con arte cubano, a un determinado nivel, claro. Estamos hablando de Garaicoa, Los Carpinteros, Yoan Capote, Flavio Garciandía, El Pollo, Wilfredo Prieto. Después entras en la Fredric Snitzer, que es la galería más importante de Miami la cual siempre ha estado al tanto del gran talento de los artistas cubanos dentro de sus propuestas, y hay una revelación de un artista joven, graduado de San Alejandro, que culminó sus estudios universitarios en Miami que se llama Rafael Domenech quien participó en el primer Detrás del Muro. Domenech acaba de hacer una exposición personal en la galería de Fredric Snitzer y yo estaba viéndola y Fred me decía que iba a Art Basel con Rafael y con Arrechea quien se incorpora este diciembre con esta galería. Esto da la idea de que estamos y tenemos que estar.

Pero ¿la presencia cubana no es mucha?

No es la que debería ser. Porque hay otras galerías paralelas a esta feria como Scope, Art Miami, en las que la presencia cubana es más notoria, pero en Art Basel propiamente no. En Art Basel, Basel se habla de Garaicoa, Campins, Los Carpinteros, El Pollo, Raúl Cordero, Domenech, Yoan Capote y ya. Art Miami está Mendive, Fabelo, los maestros de la vanguardia, entra Abel Barroso con Pan American. Art Miami es una feria históricamente importante para el arte cubano.

¿Cómo cree que se pudiera potenciar esta participación?

Para potenciar esto, las galerías cubanas deberían hacer, en primer lugar, un buen estudio de mercado. En segundo, tienen que apostar por sus artistas tanto en las ferias, como en las publicaciones, en las propuestas a los museos del mundo y eso va implícito en el marketing que debe desarrollar una galería. Yo creo que tenemos que hacer más marketing con los artistas cubanos.

La visión internacional sobre el arte cubano, quizás pueda ser mejor que la que nosotros mismos tenemos.

Pero más allá de esto ¿existe algún impedimento que limite la participación de galerías cubanas en ferias?

Yo creo que primero hay que apostar. Cuando se apuesta a una feria con una buena curaduría, con una buena propuesta, la feria te aprueba, de lo contrario cómo se explica que la feria apruebe a la galería suiza Mai 36 con artistas cubanos. Es un problema de ganarse el espacio en el mundo. Por muchos años Galería Habana se ganó un espacio en las ferias, después fue mermando, no sé si por un problema de presupuesto o por problema de propuesta de artistas, no lo sé. Pero te puedo hacer una anécdota: una vez estaba en ARCO en la galería La Acacia con una propuesta muy buena, Mendive, Choco y Nelson Domínguez y llegó una coleccionista y preguntó “¿no está Galería Habana?”, al no estar, dijo “Muchas gracias, me voy”. No entró, dio la espalda y se fue. Eso ilustra que es necesaria la continuidad de las galerías en las ferias y yo creo que los grandes comités de organización como Basel también toman en consideración todo un prestigio de la galería participando en grandes exposiciones o grandes ferias y con buenas propuestas.

En Cuba no hay una continuidad en Art Basel, Basilea, una preocupación por hacer una gran propuesta, ya casi no vamos a ARCO que sigue siendo una feria importante y después llegas a ARCO -yo fui invitado la última edición- y te encuentras a los cubanos participando con galerías internacionales y no hay ninguna galería cubana que lleve nuestro arte.

Si no le das continuidad al artista, si no sabes lo que el artista hace, si no lo provocas, si no lo motivas, no tienes resultado ni desde el punto de vista artístico ni comercial…Wilfredo Prieto se prepara para su provocación, los artistas llevan lo mejor, entonces, si tú no apareces dónde el público te ubica. En el arte, la continuidad es fundamental, la provocación, en el mundo de hoy las redes sociales…Si no vivimos delante del mundo, el mundo nos aplasta, tenemos que ir delante de lo que está pasando para estar preparado para cuando nos toquen la puerta….

Y por supuesto, otro factor determinante es la carencia de presupuesto para participar en grandes eventos o ferias del mundo.

¿Qué usted cree de la pertinencia de una feria de arte en Cuba?

Una feria en Cuba pudiera ser. Habría que trabajar muy bien, tendrían que trabajar los que saben, la experiencia, aglutinar a mucha gente que sabe y que a veces se olvidan. Sería bueno potenciar el arte cubano, pero que se convierta en una gran exposición de museo en una feria, porque tendemos a veces a darnos a conocer a través de las grandes exposiciones, grandes bienales y que a veces quieren convertirlas en ferias de arte. Eso es un error. Las bienales son una propuesta artística nueva, curatoriales, bien hechas. La Bienal de Venecia no es una feria de arte, otra cosa es que paralelo a la bienal se desarrollen exposiciones en las galerías importantes de los artistas que estén en el país. Teniendo esto claro, Art Basel Habana –ABH, me gustan esas siglas- puede ser que se logre en dos o tres años.

¿Cree que las condiciones estén creadas?

Las condiciones artísticas y de talento existen, totalmente. Ahora, para hacer Art Basel Habana hay que potenciar un marketing realmente fuerte, para que se motiven a venir a La Habana, a encontrar buen arte. Hay que hacer un comité de selección riguroso. Nosotros podemos provocar a Art Basel – a mí me encanta provocar- a que piense en esta posibilidad en un futuro o a lo mejor lo han pensado…

Art Basel Habana puede ser un puente del Caribe hacia Latinoamérica, puede ser un puente también hacia los Estados Unidos, por qué no. Pero para hacer un Art Basel Habana hay que estar preparado, hay que trabajar, primero hay que potenciar, legitimar el arte cubano, las galerías, los curadores, los historiadores, los museólogos. Tiene que haber un equipo fuerte que sea tan selectivo como el de Art Basel, porque la realidad es que en Miami no van todas las galerías, van pocas, hay un rigor de selección y eso hay que tenerlo en cuenta. Por supuesto, que se hagan Open Studios de manera colateral, que las galerías cubanas estén potenciando lo mejor del arte cubano en paralelo pudiera ser perfecto.

Insisto, la ciudad desde el punto de vista cultural está preparada, podemos ofrecer conciertos, conferencias mundiales, tenemos todo, entonces, por qué no puede ser Art Basel Habana. Podemos, pero hay que estudiar, hay que dedicarle tiempo, hay que crear muchos mecanismos porque depende de los trámites aduanales, de feria y de exposiciones, depende de muchos factores…Potenciar un evento comercial, de promoción y desarrollo cultural, pero siempre con amor y rigor.

Si somos capaces de organizar una Bienal de La Habana, por qué no vamos a ser capaces de organizar una feria de arte.

Marilyn Payrol

Marilyn Payrol

(Santa Clara, 1990). Graduada de Historia del Arte por la Universidad de La Habana. Profesora de Teoría y Crítica de la Universidad de las Artes (ISA). Es editora del sitio web de Art OnCuba magazine. Textos suyos pueden consultarse en la Revista Artecubano, La Gaceta de Cuba y en Art OnCuba Magazine.

Related Post

Comments

José Sacramento - SACRA

29 octubre, 2016

Que bien y con todo lo conocimiento de causa habla Juanito. Siguen sus ideas que están correctas. Saludos

Responder

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio