Galería On Greene

Salón Anual de Verano

/ 22 agosto, 2016

La Galería On Greene, ubicada en esa calle de Key West, presenta el Primer Salón Anual de Verano con una exposición con características novedosas a partir del 20 de agosto. En sus amplias salas se reúnen las obras de artistas de la nómina de esta galería, así como autores que se han incorporado recientemente a nuestro centro de arte. Se podrán apreciar las obras de un núcleo importante de creadores, entre los que se incluyen, Peter Vey, Sandra Ramos, Cindy Wynn, Abel Barroso, Priscilla Coote, Andy García y Wayne Thurbers, así como nuevos artistas recién incorporados a la membresía de esta institución, quienes aportan propuestas sorprendentes.

En este verano, en la isla caliente de Key West, nada es más refrescante que descansar en la playa admirando la niebla caliente que cubre el mar o disfrutar de un viaje familiar a la parte continental del océano. Sin embargo, Nance Frank, la curadora de la Galería On Greene, organiza su programa favorito: el Salón de Verano, que nos recuerda ese sentimiento de temporada caliente, de fiesta, de regocijo, propicio también para disfrutar del buen arte en el ambiente acogedor de la galería, donde serán sorprendidos con obras de su variado catálogo.

Para esta ocasión, las dos extensas paredes de la galería se vuelven un mosaico, -cubierto de arriba a abajo, de un lado a otro-, repleto de obras de arte que evocan sentimientos y recuerdos que estimulan, por excelencia, y nos provocan, en los alegres meses estivales.

Como cada año, el Salón de Verano se convierte en un remanso de lo que la Galería de Greene significa para esta comunidad formada por artistas nativos y locales, acompañados por el arte de creadores cubanos. El arte de Cuba, país que está a menos de 100 millas, también estará presente en este evento con el que se celebran los 20 años de experiencia de esta institución cultural. Por ende, este encuentro resulta la mayor exposición anual de la galería. Constituye una fiesta del arte en Key West.

En esta ocasión, el Salón de Verano ha organizado cuidadosamente el conjunto de su exhibición y los resultados son sorprendentes. Las obras de los 37 artistas, que forman parte de la galería, se reúnen en un ambiente familiar para mostrar sus creaciones. La clave del éxito del encuentro estriba en fundir la presentación de artistas nativos de la isla con destacadas personalidades cubanas. Ambos, cubanos y locales, se unen en una comunidad única, que refuerza el sentido general de la unidad que persigue este programa cultural.

Como buena conocedora de la obra de estos autores, Nance Frank, arma, de manera fluida y estratégicamente, el conjunto de obras. Los coloca todos, en armonía, de una manera que facilite apreciar las historias individuales contenidas en cada uno de los exponentes exhibidos. Los detalles que se pueden apreciar en este flujo de imágenes, desde la primera obra hasta la última, se consigue gracias a la maestría en la ubicación de cada obra de arte, lograda tras hallar los puntos de encuentros entre los exponentes.

La imagen seleccionada para la invitación de este Salón es de Peter Vey, un destacado artista de esta región. En ella se reproduce la obra Perfecto Porche en Sunset Key, la cual refleja la vista de una de las idílicas imágenes de verano de esa zona. Sunset Key representa una goleta histórica que se observa, a la distancia, en el mar. Peter reproduce la visión de la imagen tropical de la obra, que evoca un extremo deseo de relajarse a la sombra del espíritu tranquilo del mar en Key West. Aunque el océano se aprecia hermoso, burlonamente, el caparazón que descansa sobre el riel está resuelto con el tono más suave del color rosa, de manera que, acercándose a la izquierda, se aprecian manchas, también de color rosa, pero que una expresión más acentuada. Por último, la imagen nos recuerda las notas refrescantes que se ofrecen en el verano y la serenidad absoluta que se alcanza cuando se trata de tomar el día libre para relajarse en el mar.

El repertorio de esta serie de obras es evocador de la época del verano, de manera que cualquier espectador puede relacionarse o conectarse con cualquiera de las imágenes propuestas. Como a Frank le gusta decir, en la galería, siempre: “Hay algo para cada quien.” Así es de variopinto y atractivo el entramado de obras convocadas.

El trabajo presentado por Abel Barroso se distingue por su colorido, elegancia y buen gusto. Se trata de la representación de una silla de playa situada en una ambiente colorido, fulgurante, en la cual se aprecia, en la espalda del asiento, la imagen geográfica de los Estados Unidos, que se extiende hasta el brazo derecho de la silla, donde se observa la silueta de la isla de Cuba. Seductora y fascinante resulta la propuesta, secundado por su colorido fuerte y llamativo.

Sandra Ramos presenta piezas que corroboran su línea de trabajo. Son obras que nos hablan de la añoranza, los sueños, las esperanzas, los riesgos, las vicisitudes, la vida, la muerte, el infortunio, el puente… Trágica presencia de una realidad social, resuelta con maestría, poesía y virtuosismo. Dominan los colores grisáceos, que coronan el magnetismo de la obra en relación con el espectador. Drama, fuerza, lucha, desfallecimiento, frustración, dolor, expresado con magia y poesía. Constituye una entrega de tema dramático expresado con sutilezas, preñado de amor y poesía.

En una de las obras realizadas por The-Merger se aprecian detalles de un nadador de bronce que avanza en contra de la corriente del agua. Esta escultura alude a la sensación que produce la aventura del verano, época donde se impone la naturaleza, en la cual abundan las personas que disfrutan los deportes acuáticos mientras otros mantienen la costumbre de tomar el sol en la playa.

Por último, puede apreciarse un intaglio realizado por Mario Sánchez, llamado Porche Hawks, en el cual se aprecian detalles de dos mujeres que van caminando y se balancean, mientras unos señores las observan, -con la puerta abierta del porche- para poder apreciar sus caderas. En la propia escena se advierte cómo la forma de un árbol llama la atención del espectador hacia el centro de la composición. Si dudas, esta imagen evoca el sentido del humor que el artista le imprimía a sus piezas. En este caso, la escena hace alusión al verano, estación representada a menudo en la obra de este autor. La escena corresponde a esta estación del año.

En suma, se cuenta con un amplio repertorio de piezas que hacen referencia al verano, gracias al empeño de Frank y su personal, quienes han logrado conformar un amplio y diverso repertorio, que ofrece un variopinto conjunto, en el cual hay obras de arte para el gusto de todas las exigencias del público que visite la galería en estos meses estivales.

Hortensia Montero

Hortensia Montero

(La Habana, 1951) Master en Historia del Arte, Universidad de La Habana. Graduada de la Escuela de Museología, Museo del Louvre; de Museología General Contemporánea, Universidad París I; de Documentación y Archivo, Centro de Documentación de la UNESCO–ICOM, París. Desde 1975 es curadora de Arte Contemporáneo, MNBA. Fue Premio Anual de Investigación Cultural 2001, 2002 y 2003, Centro Juan Marinello y Premio Nacional de Curaduría, 2003 y 2006. Autora del libro Los 70: Puente para las rupturas. Profesora adjunta de la Universidad de La Habana.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio