Dos líneas paralelas en un mismo camino

/ 3 noviembre, 2015

Entre el 30 de octubre y el 9 de enero de 2016, Latin Art Core exhibe Trayectorias paralelas, muestra bipersonal de Salvador Corratgé (1928 – 2014) y José Rosabal (1935). La exposición, curada por Rafael Díaz Casas, especialista en el arte abstracto cubano de la segunda mitad del siglo XX, reúne la producción más reciente de dos de los miembros del grupo 10 Pintores Concretos. A pesar de que estos artistas mantuvieran más de cincuenta años de amistad y un mismo camino hacia la creación, esta es la primera y última muestra juntos.

Desde su fundación en 2005, la galería Latin Art Core se ha afirmado como uno de los más importantes espacios expositivos de Miami. Su prestigio se consolida cada día más en su valiosa colección de arte moderno y contemporáneo latinoamericano y, especialmente, cubano. Por solo citar algunos, sus arcas las componen obras de Cundo Bermúdez, Sandú Darié, Mariano Rodríguez, Víctor Manuel, Wifredo Lam, Amelia Peláez, Tomás Sánchez, Salvador Corratgé, Antonia Eiriz y Roberto Fabelo. Además de enriquecer su repertorio de creadores, la galería se integra a la vida artística de la ciudad de Miami en eventos como la feria de arte de Palm Beach y los viernes culturales.

Convergen con exquisitez en Trayectorias paralelas las individualidades de dos artistas, en ese equilibrio casi matemático de la monocromía dominante en la obra de Corratgé y el colorido tropicalista de Rosabal. Un largo período ha transcurrido desde que la abstracción fuera un hito en el arte nacional e internacional; sin embargo, sostiene su depurada e inquietante belleza inicial en ambos exponentes.

Más allá de que desde su génesis la abstracción tuviera más detractores que adeptos en el aparato institucional cubano -lo que impidió que se afirmara como género- no decayó gracias a quienes advirtieron en el estilo el vehículo idóneo de expresión durante los convulsos años revolucionarios. Su posible “etapa de esplendor” se vio interrumpida en el caso cubano por la feroz clemencia que exigía el gobierno revolucionario para ser representado del modo más realista posible. La diatriba entorno al arte y los artistas iniciada en 1959 mutiló precipitadamente al núcleo creativo de la época: solo estabas a favor o contra.

A pesar de vivir en dos países distintos, Corratgé y Rosabal persistieron en “una búsqueda dentro del utópico lenguaje de la abstracción concreta con una devoción por el color” [1]. De la resistencia nació esta muestra: de la entereza ante el paso del tiempo y los estilos, de la intransigencia ante el caótico escenario en que nació la abstracción en Cuba.

 

[1] Rafael Díaz Casas. Trayectorias paralelas: un camino hacia la abstracción

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio