Diago… hablando con la piel

/ 4 diciembre, 2014

La piel, el mayor órgano del cuerpo humano, es el primer escenario del placer y el dolor que conocemos. Habla desde el silencio, y expresa sus significados y códigos. Símbolo de racialidad y herencia cultural sirve para entendernos desde lo que mediante ella percibimos y decodificamos.
De la piel y sus múltiples lecturas se apropió el artista Roberto Diago en su más reciente muestra que se inaugura mañana a las 4:00pm en la Galería de la Biblioteca Pública Rubén Martínez Villena en el Centro Histórico de la capital habanera.
Bajo el título de La piel que habla, la exposición muestra a un Diago más sútil y parco en recursos formales. De inspiración minimalista, esta serie trata de expresar mucho más con mínimos recursos y demostrar que sencillez no siempre significa simpleza.
La obra de este creador posee un valor transcultural que ha desarrollado en diversas series y momentos creativos. Mediante los códigos y posibilidades que la abstracción le brinda el artista se remite a la piel en este caso la negra, la más demostrativa y expresiva para discursar de sus temáticas recurrentes.
La piel también funciona como superficie, barrera, testigo y cómplice. En grandes formatos y en diversas técnicas Diago la dota de texturas, de contrastantes queloides que hablan del dolor, la discriminación, los conflictos raciales de la transculturación, la identidad, las raíces y de la soledad.
Entonces estamos en presencia de un Diago más abstracto, simbólico que continúa resumiendo lo esencial de la creación y hablando de ese fundamento que le ha caracterizado desde sus inicios. Este artífice ha creado a lo largo de sus veintitantos años de trayectoria artística toda una estética de la precariedad. Trabaja con materiales experimentales en diversas técnicas y está abierto siempre a nuevos horizontes creativos sin hacer concesiones con el mercado. Indaga, innova, crea, no importa la manifestación, el soporte o la técnica siempre y cuando sienta el tema lo plasma, como ha declarado en múltiples ocasiones.

Art OnCuba llegó hasta el montaje de la muestra, todo un reto curatorial debido al tamaño de las piezas en relación con el espacio, para dialogar con el artista y también con esta piel que habla desde su silencio.

¿Qué relación existe entre el título de la muestra y las piezas?
El título es una metáfora, pura poesía que me brinda la posibilidad de que el espectador co- cree con migo, sienta, padezca el lirismo implícito en esta frase. Esta muestra versa sobre los estudios que he venido realizando sobre la esclavitud pero sin polemizar, sino intentando poner una postura neutral sin estar contra la historia y contra la actualidad. Intento hablar desde los sucesos históricos, desde el dolor y al mismo tiempo transmitir una poesía, es un poco difícil porque es dramático pero se entiende. El queloide, esa cicatriz, esa yaga que duele, esa herida sanándose típica de mi raza es lo que hago en un primer plano, y a partir de ahí que las personas empiecen poco a poco a dialogar con la obra en ese espacio.
¿Cómo asumes el reto de exponer en una galería tan pequeña tus piezas de gran formato?
La exposición fue concebida para este espacio específico, ese es el reto. Precisamente con ese título tan poético quería que la muestra fuera intimista, como mismo propicia la locación de esta galería, que es muy pequeña, linda y estratégica. Me ofrecieron un espacio mayor para la muestra pero yo seleccione este. Este espacio pide algo muy diferente a lo que yo normalmente hago en mi taller pero asumí el desafío. Me gusta cuando veo el espacio trabajar la muestra en función de este para disfrutar todo el proceso creativo, de la museografía y de la curaduría de la exposición.
¿En qué etapa creativa consideras que te encuentras con esta serie?
He ido depurando, no digo que voy a llegar a la abstracción, ni al minimalismo, voy disfrutado el proceso y luego el hecho artístico queda. No me predispongo con respecto a ninguna tendencia, voy trabajando y lo que va saliendo lo voy viviendo y disfrutando. La serie en la que llevo trabajando ocho año, Motivos de son tiene algunas piezas mas instalativas, otras más figurativas, son diversas entre sí. Cuando termine esta serie, que espero concluir el próximo año, veré como termina todo y en qué etapa creativa estaré.
¿En qué consiste esta técnica que propones en la muestra?
No son pintura porque los queloides son tejidos que le dan a la obra un tono escultórico pero las defino como trabajo creativo. En este caso como era un tema más poético debía ser una técnica más sutil y depurada donde el diseño tuviera la preponderancia, no podía ser una instalación agresiva, esto es lo que funciona en este caso. Es lo idóneo para que el espectador vaya recorriendo y haciéndose una idea de la piel que habla.

Cecilia Crespo

Cecilia Crespo

Periodista. Ha recibido varios reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo Cultural otorgado por la UNEAC y la UPEC a periodistas en Cuba menores de 35 años. Sus textos aparecen frecuentemente en diversas publicaciones cubanas especializadas en cine y artes visuales.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio