Deudas de existencia

/ 29 noviembre, 2018

 

Tengo deuda por no morir por estar vivo todavía, Deuda… por existir…

El artista existe, es lo que piensa y representa. Es la cualidad de recrearse en ideas que luego materializa. Es la idea misma. Y en ese acto de presentarse al mundo, va creando deudas de existencia. Entonces busca la suerte de saldarlas, se regodea en la necesidad impetuosa de cumplir con su arte. Deuda, la nueva exposición de René Francisco, es quizás ese impulso satisfactorio.

Templo personal del creador ha devenido este noviembre la galería La Acacia, albacea de más de 30 obras cuya conexión va más allá de todo nexo conocido. Reciben al espectador un muestrario de nombres cuya ubicación cronológica otorgan a la exposición un sentido histórico y lineal; mas no es esta la intención, pues las piezas sin identificar invitan a experimentar el espacio deliberadamente, como fragmentos de pensamientos expuestos sin ataduras.

Cada pieza exhibida es una reminiscencia de los modos de hacer de René Francisco, y aunque no es su propósito, lo logra. El contrapunteo con materiales distintos, la rivalidad entre lo cotidiano y lo innovador, esa capacidad para subvertir y agitar los límites, para contraponer lo nuevo y lo viejo, lo estético y lo que pudiera serlo, son solo algunos preceptos que se saben esenciales en estas piezas.

Dispuestas como si la pared blanca del fondo fuera su única confidente, dos paletas de pintura gigantes se imponen. Conformadas por planchas de zinc, puertas de carro, cadenas… componentes poco ortodoxos que afianzan ese misterio conceptual siempre latente en su creación, donde los materiales sin sentido cobran significación artística. Un atisbo que roza con el Arte Povera y que le otorga a las piezas una fuerza otra ávida de reflexión hacia el objeto que utiliza y las formas que representa.

Muchas de las obras exhibidas en esta ocasión resultan en una confrontación interesante que intenta revertir los conceptos de lo que estuvo alguna vez preestablecido. Incluso en los momentos que emplea técnicas y métodos más tradicionales, elude lo normativo y juega con la abstracción (Panamericanos, 1991), va más allá de los márgenes del cuadro como en Pozo de Leonardo, o juega con los marcos y el lienzo como en Artistas Melodramáticos (Retrato de René y Ponjuán). Fehaciente alusión, esta última, a esa relación constructiva y emancipadora que resultó entre estos dos artistas por al menos 10 años y que aportó sobremanera al arte cubano de esos tiempos.

Esa preocupación creativa de proyectarse hacia lo instalativo y regodearse en lo pictórico dio frutos como El agua que has de beber, 2012 o Toilet-Papel, 2001. En la primera, el creador reutiliza objetos de la vida cotidiana y los subvierte, los transforma en entes artísticos capaces de trasmitir esa relación entre arte y vida inherente a sus inquietudes. En la segunda, también referente de lo anterior, dialoga con un objeto que se convirtió por algún tiempo en personaje principal de muchas de sus piezas: el tubo de pasta dental reciclado. Así, el objeto cobra vida, se metamorfosea y retoza con lo antropomorfo en varias de las instalaciones que se exhiben en la muestra.

La capacidad ya antes comprobada de hacer coexistir diversos modos de expresión, se ve reforzada cuando una pared entera se convierte en pantalla o en la pieza que logra integrando artefactos y video-proyecciones. Demanda en ellas una disolución entre la imagen proyectada  y el todo tridimensional que representa cuando nos detenemos a observarlas.

Deuda no es la reseña de la obra de un artista, ni de sus modos de hacer. No es el resumen de un ciclo creativo ni el comienzo de otro. Es una exposición que se sostiene por la propia incoherencia de sus propuestas que se juntan sin disonancia. Obras que han estado por mucho o por poco, cautivas en la incertidumbre de ser expuestas fuera de las fronteras de la galería personal de René Francisco. Inacabadas, dañadas o simplemente creadas para no mostrarse nunca, se fueron convirtiendo en deudas de existencia. Deudas que ha de satisfacer en ese acto emancipador y de sosiego para consigo mismo, su público y su arte.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio