Desde la Isla al mundo

/ 26 abril, 2018

Bajo el rubro Desde la Isla al mundo se presenta un animado festival en el Centro Kennedy, en Washington, que ofrece una variada representación de diversas manifestaciones artísticas cubanas: música, danza, teatro, moda, artes visuales y cocina, así como una variada proyección de películas y programas de diversión familiar, que será realizado entre el 8 y el 21 de mayo. El certamen reúne alrededor de 400 destacados creadores de la isla y de la diáspora.

Cuba está conformada por la mezcla de culturas-africanas, europeas, del Caribe, del norte y de América del Sur, las cuales conforman la amalgama que se advierte en el arte de la isla y se disfruta en muchas partes del mundo. Se cuenta, en esta ocasión, con la presencia del destacado artista Manuel Mendive, quien se expresa con la pintura sobre tela o madera, a la cual le añade materias orgánicas para crear un arte, que está fuertemente influenciado por la religión de la Santería, un culto que venera, en el cual está iniciado. Su expresión estética está vinculada a su interés en expresar una estética, que denota cómo la cultura africana constituye un elemento fundamental de la identidad nacional y de la cultura cubana.

A partir de un conjunto de obras, el artista refleja su profundo amor por la naturaleza y por el ser humano. Presenta Fragmento de Paisaje (2017), compuesto por una serie de paisajes oníricos, donde personas, animales, plantas y nubes se transforman el uno al otro, lo que le permite reflejar su visión del universo. Realizará, asimismo, el performance La Naturaleza, El Espíritu y El Hombre (2018), donde los espectadores podrán participar para experimentar las sensaciones que provoca asistir a este recorrido evocador de las deidades, donde se prevé la interacción del público, por dentro y por fuera, de varias esculturas humanas, que está previsto para el 14 de mayo, a las 8 de la noche, en el Teatro Eisenhower. Las sensaciones que se perciben con esta presentación pictórica, pretenden fomentar la contemplación de la poesía de su arte, que descansa y se nutre de la naturaleza y de su profunda y directa relación con el ser humano.

Será una oportunidad única para apreciar la ejecutoria del maestro Mendive al verlo ejercitar su creatividad y demostrar sus habilidades con la pintura en una sección de pintura corporal sobre una de sus esculturas vivientes en un rito, que será acompañado por músicos y bailarines. En esta representación magistral se evidencia la presencia de las artes visuales, la música y la danza, todo integrado en una actuación única.

Por su parte, Roberto Fabelo presenta un conjunto de obras trascendentes de su trayectoria expresado en Mundos (2005–2018), Torres (2000–2018), Ronda Infinita (2015) y Cafedral (2017). Pintor, escultor e ilustrador, Fabelo forma parte de “la generación de la esperanza cierta”, inspirada en la alusión que hace el destacado intelectual cubano Juan Marinello, haciendo alusión a la década del 70, superada con gran resonancia, en los años 80. A Fabelo se le atribuye haber sido parte de la revitalización del entorno creativo del país. Fue merecedor de la prestigiosa Medalla Alejo Carpentier, el honor más alto de Cuba en el logro artístico.

Su colección de obras, dedicada a la representación singular de Mundos, constituye la asociación de acumulaciones, colocadas dentro de un reservorio escultórico, representado con la forma de la Tierra. Por otra parte, en Ronda Infinita se advierte cómo numerosas pequeñas figuras van caminando por el borde de un caldero. Esta evocación de una caravana humana recrea la lucha continua del hombre por la supervivencia.

Mientras que, con la acumulación de montones de utensilios cotidianos, que constituyen las Torres, indican cómo asegurar el sustento diario del hombre es un logro imponente. Por último, gracias a una asombrosa acumulación de cafeteras, que son erigidas en una Catedral, resuelta con un amplio conjunto de cafeteras en una forma que evocan una catedral. En esta pieza se está representando la cubanía, al colocar esa bebida como símbolo de la identidad cultural. Con la realización de este repertorio, la intención del artista es ofrecer un comentario crítico sobre problemas urgentes que enfrenta la sociedad actual.

Nacido en Miami, Florida, de padres, inmigrantes cubanos, José Parlá, es reconocido internacionalmente. Es un aclamado artista multidisciplinario, con un repertorio que abarca diferentes manifestaciones: pintura, murales, resueltos a gran escala; fotografía, video y escultura.

Entre sus muchas obras públicas, recientemente, recibió una Comisión para ser ejecutada en el One World Trade Center. La propuesta constituye el mural de pintura más grande de su tipo, realizado en Nueva York, donde el autor expresa la unión de los sentidos. En el evento De Artes de Cuba, Parlá presentará una instalación, que combina dos pinturas con obras escultóricas: Nuevo Rumbo y Amistad América.

Con la unión de los estados, Emilio Pérez creó Galería Artes de Cuba, una video instalación site-specific, compuesta de varios canales, donde se inspira en los ritmos de Cuba y de Nueva York. Pintor y muralista, recrea su historia personal con la isla. La característica composición abstracta de Pérez combina ilustraciones y fotos, que realizó en La Habana sobre superficies arquitectónicas donde crea pinturas animadas, creadas a partir de una partitura de Andrew Yeomanson, también conocido como Dj Le Spam.

En 2016, Pérez creó Temporada soñada, donde logro mantener encendido, hasta arriba, el Times Square durante tres minutos como parte del espectáculo, en el momento de la medianoche, que representa la exposición de arte digital más grande del mundo.

En esta ocasión, expone Sombras Silvestres (2018), que se establece como su segundo experimento en este género. El autor es conocido, sobre todo, por realizar obras de gran formato, donde combina las líneas cinéticas y las pinturas, realizadas con un cuchillo X-ACTO. Constituye un video, que dura 6 minutos, aproximadamente; que podrán ser visualizados durante todo el día.

Por su parte, el artista cubano Esterio Segura, graduado del prestigioso Instituto Superior de Arte (ISA) en La Habana, utiliza imágenes humorísticas de orientación social y políticamente cargado de temas que se refieren a la historia de Cuba. Utiliza diferentes manifestaciones de animales alados, máquinas, aviones y submarinos, que aparecen en su trabajo con un tono simbólico, en un intento de conciliar diferentes situaciones, que aluden a diversos sentimientos, como el aislamiento, la libertad, la muerte, la inmigración y, por último, el exilio.

Hybrid of a Chrysler (2018), que presenta en esta ocasión, forma parte de una amplia serie. El híbrido es un Chrysler, en el cual, las alas se unen al techo de un coche de una época pasada. El coche es similar a los clásicos autos antiguos, usados a diario en Cuba, que aparece listo para el vuelo. Asimismo, exhibirá la premiere de Terraza del río, una pieza que se colocará en el exterior de la exhibición prevista en esta ocasión.

Por último, Roberto Diago, presentará Permanent History, realizada en 2017, que estará ubicada en el Atrium. Con apenas 37 años, nacido en La Habana, Roberto Diago ha sido uno de los artistas plásticos más aclamados por la crítica y se ha destacado comercialmente. Ha mantenido un enfoque en su arte muy personal, al utilizar como materia prima de su quehacer, profundas reflexiones en torno a asuntos como la raza, la esclavitud y la religión. Diago trabaja a través de los medios de comunicación, incluyendo pinturas, esculturas, técnica mixta e instalaciones con objetos encontrados.

En este festival, el célebre artista estrenará su historia como habitante de Cuba. Un grupo de pequeñas y sencillas casas, sugieren Marianao, un barrio obrero de La Habana, donde se crió Roberto Diago. A pesar de la persistente huella de su pasado, el artista expresa, “las comunidades que han experimentado la esclavitud y la desigualdad se esfuerzan para superar ese legado y enfrentar el presente con dignidad.”

Hortensia Montero

Hortensia Montero

(La Habana, 1951) Master en Historia del Arte, Universidad de La Habana. Graduada de la Escuela de Museología, Museo del Louvre; de Museología General Contemporánea, Universidad París I; de Documentación y Archivo, Centro de Documentación de la UNESCO–ICOM, París. Desde 1975 es curadora de Arte Contemporáneo, MNBA. Fue Premio Anual de Investigación Cultural 2001, 2002 y 2003, Centro Juan Marinello y Premio Nacional de Curaduría, 2003 y 2006. Autora del libro Los 70: Puente para las rupturas. Profesora adjunta de la Universidad de La Habana.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio