Cuba al cubo

Tres variantes de lecturas para el arte cubano

/ 30 agosto, 2016

No es secreto que una obra de arte tiene la capacidad extraordinaria de generar múltiples significados. Tampoco es desconocido que  cuando se agrupan un grupo de piezas en torno a determinado ejercicio curatorial, la lectura se enriquece por el conjunto, las piezas se contaminan y complementan, nuevos sentidos salen a la luz.

Esto es lo que ocurre en la muestra colectiva Cuba3 aleatoriedad x sintaxis x retrato inaugurada el pasado 15 de agosto, dentro del contexto de la feria Foto Monumental, en la galería Evolución por Fugaz, ubicada en la provincia del Callao, Perú. A pesar de que se realiza fuera de Cuba, gracias a las explícitas palabras de sus curadores, los registros fotográficos y las particularidades en las obras de los artistas seleccionados, es posible, desde la distancia, desprender algunas ideas sobre esta exposición. Los curadores, Diego Orihuela y Alvaro Simons, dividieron conceptual y espacialmente la muestra en tres espacios, en correspondencia con los tres aspectos antes mencionados en el título. Resulta interesante la organización de las obras, pues no se realiza a través de una, sino de varias líneas, pero la verdad, si se planea hacer una muestra lo bastante ilustrativa de arte cubano, una sola idea puede ser muy poco, quizás tres todavía lo sea, pero es honesto decir que los artistas demuestran diversidad en sus discursos y no es necesario encerrar todas las propuestas en un único círculo. Su principal reto es el de todas las exhibiciones de arte cubano en el exterior, ser representativas de la producción de la Isla.

Los creadores aquí seleccionados han tomado la fotografía como medio. Estos dejan ver que más allá de la mera representación y belleza estética (también presente), se encaminan en la producción de contenido, gracias a la habilidad para encontrar y capturar de manera adecuada, los motivos correctos, los cuales tratados de manera cautivante, abren las puertas a descubrir los contenidos que hay ocultos tras el velo de la retórica.

Tratando de hacer un resumen, se puede denotar que  el mayor número de artistas queda en el primer término, el de aleatoriedad, asociados en función de la captura del azar, el resultado de procesos espontáneos. Aquí se encuentran  Elizabet  Cerviño, David Beltrán, Glenda León y Leandro Feal. Por ejemplo, la serie Sentimientos sumergidos, de David Beltrán, consiste en el registro fotográfico de lo ocurrido por sumergir un pincel con tinta en agua, las variantes, en diferentes colores, constituyen la representación abstracta de lo invisible y por tanto imposible de representar: los sentimientos, ciertamente estas imágenes conmueven por una serena emotividad. Por otra parte, Leandro Feal, nos muestra en sus fotografías el registro de  instantes y momentos adecuados en los cuales estuvo presente, rostros y actitudes que reflejan el estado de una época entera.

Poblet y Rottenberg, juntos dentro de la sintaxis, hacen una combinación singular, pues sus obras resultan en el aspecto formal y los medios bien diferentes. Ambos componen sus creaciones mediante la fragmentación, la convivencia de elementos, esos que por discordantes, generan el choque visual que marca el resultado final.

El retrato queda visto, lejos del término tradicional por el cual se entiende esta palabra, por Adrián Fernández, cuyas fotografías denotan el protagonismo del vacío. En estas no hay figuras humanas, solo objetos y ambientes domésticos los cuales, en cierto modo, constituyen retratos de una sociedad y de la historia, marcados por la ausencia de los protagonistas. El autor demuestra que no es necesario el ensalzamiento de la penuria o de fórmulas nostálgicas para crear el retrato social de un país.

La exposición constituye una muestra pequeña de estrategias discursivas activas en el terreno artístico contemporáneo, pero significativa en  calidad de las propuestas artísticas. Si se aceptan los planteamientos en ella implícitos puede decirse que deja, entre otros, un camino de indagación sobre cómo obras aparentemente diferentes a simple vista, pueden demostrar, luego de penetrar en ellas desde las nuevas perspectivas de una propuesta curatorial, la aproximación de varios autores a similares medios, denotar diferentes preocupaciones, las cuales, resulta ser, no están tan alejadas unas de otras.

Carolina Sánchez Abella

Carolina Sánchez Abella

(La Habana, 1990). Licenciada en Historia delArte por la Universidad de La Habana. Ha trabajado como especialista en la Fundación Ludwig de Cuba. Ha colaborado con publicaciones especializadas en arte como ArteCubano, Noticias de Arte Cubano y el blog de Artoncuba.

Related Post

Comments

Acelia Simeon

6 septiembre, 2016

Espectacular ….

Responder

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio