Corratgé, concreto, abstracto y versátil

/ 2 diciembre, 2014

De inspiración geométrica abstracta, las creaciones de Salvador Corratgé presentan líneas y figuras de diversas gamas cromáticas en contrastantes fondos. Constituyen osadas composiciones, experimentales, transgresoras y de cierto modo inquietantes por lo sintético y expresivo al unísono.

Contaba con 86 años al morir y se encontraba inmerso en los detalles de la muestra retrospectiva Un mar de formas, que incluiría desde obras producidas en los años cincuenta hasta piezas realizadas específicamente para la ocasión que inauguraría el pasado 28 de noviembre. Trabajó incansablemente hasta sus últimos días quién evitó cánones y parámetros preestablecidos y se caracterizó por su versatilidad que apreciamos en las múltiples manifestaciones en que se expresó. Además de pintor fue un excelente dibujante, ceramista, fotógrafo, diseñador gráfico y orfebre, y trabajó admirablemente la serigrafía.

El artista, que se encontraba de visita en Miami, presentó complicaciones de salud el pasado domingo y fue internado desde la madrugada del lunes en el Hospital Mercy de Coconut Grove. Su estado fue complicándose gradualmente y sufrió un infarto que lo mantuvo inconsciente y en extrema gravedad hasta producirse el deceso.

En su obra tratamiento de las superficies con espátula y una exorbitante acción gestual se evidenciaban fusionados a trazos seguros que exhiben una complejidad que desmiente su simplicidad aparente. Imbricó ideas dispares en un solo brinco imaginativo en sintonía con los contrastes. Nacido en La Habana el 5 de noviembre de 1928, Corratgé se graduó de la Escuela Elemental de Artes Plásticas de San Alejandro en 1950, año en que matriculó en la carrera de Arquitectura de la Universidad de La Habana, estudios que no concluyó pero que influyeron definitivamente en su creación artística. Se dedicó al diseño publicitario, lo que también pautó de forma definitiva su obra con gran poder de síntesis.

Figuró entre los iniciadores del movimiento de Arte Abstracto Concreto en Cuba en la década del cincuenta e integró el grupo Diez Pintores Concretos, junto a José María Mijares, Luis Martínez Pedro, Loló Soldevilla, Sandú Darié, Pedro Álvarez, Wilfredo Arcay, Rafael Soriano, José Rosabal y Pedro de Oraa. De esa hornada solo quedan vivos Soriano, exiliado en Miami, Rosabal que reside en Nueva York, y De Oraá, que permanece en La Habana.

Junto a los demás integrantes de este movimiento pictórico se caracterizó por una utilización sugestiva de formas geométricas, así como un inédito tratamiento del espacio.

Obras suyas se hallan en colecciones públicas y privadas de España, México, Estados Unidos, Venezuela, Chile, Alemania, Italia, Gran Bretaña, República Checa, Rusia, Bulgaria, Egipto, Suiza, Austria, Argentina y Cuba, con especial destaque a las que atesora el Museo Nacional de Bellas Artes. Además de su carrera artística, Corratgé se integró a la diplomacia revolucionaria en las embajadas cubanas en Praga y Pyongyang donde ocupó el cargo de consejero cultural. En la capital checa fundó la Casa de la Cultura Cubana.

Participó en la Octava Bienal La Habana con obras en la muestra Abstracción activa (en la se­de del antiguo Convento de Santa Clara) y en la Oncena Bienal en De lo vivo a lo pintado (For­ta­leza de La Cabaña). En el 2012 viajó a Miami para asistir a la inauguración de la muestra de abanicos Fans Forever, presentada en la Torre de la Libertad del Miami Dade College. La exposición incluyó una pieza de su creación y le permitió compartir con viejos colegas y ex alumnos de los tiempos en Cuba. Se desempeñó también como profesor e impartió cursos de serigrafía y técnicas pictóricas en la Universidad de Oviedo, en España.

Este año estuvo entre los nominados al Premio Nacional de Artes Plásticas que otorga el Ministerio de Cultura de Cuba, distinción que finalmente recayó en Lázaro Saavedra. Con su muerte, la plástica cubana pierde a uno de sus grandes maestros.

La obra de Corratgé queda para las futuras generaciones: “ejemplar por su brillantez, su rigor, su exigencia, su continuidad, su exclusividad”, como expresara sobre el pintor cubano el crítico francés François Vallée.

“Este artista siempre ha sido fiel a los principios de una creación elaborada en la exploración e indagación incesantes de una pintura que optó desde el principio por la línea, el círculo, el plano y el color como principios exclusivos”, añadió el especialista.

Cecilia Crespo

Cecilia Crespo

Periodista. Ha recibido varios reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo Cultural otorgado por la UNEAC y la UPEC a periodistas en Cuba menores de 35 años. Sus textos aparecen frecuentemente en diversas publicaciones cubanas especializadas en cine y artes visuales.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio