Coleccionismo institucional en Cuba

/ 22 octubre, 2014

Entre la trivialidad y el silencio

 

Coleccionismo institucional se tituló el panel que a propósito del 6to Salón de Arte Cubano Contemporáneo sesionó el miércoles 23 de septiembre, a las 3:00 pm, en la Fototeca de Cuba. El evento contó con las intervenciones de Corina Matamoros, Nahela Echevarría y Rubén del Valle, quienes se refirieron a las colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes, la Casa de las Américas y el Consejo Nacional de las Artes Plásticas (CNAP), respectivamente.

El coleccionismo en Cuba resulta un tema sensible y pocas veces discutido en espacios públicos, por lo que un panel sobre su variante institucional despertó el interés y la expectativa de quienes decidieron asistir a la convocatoria. No obstante, la trivialidad de los temas tratados y los enfoques descriptivos rápidamente despejaron cualquier atisbo de polémica y análisis profundo.

La intervención de Corina Matamoros inició la cita. La charla recorrió la historia del Museo Nacional de Bellas Artes y el origen de algunas de sus colecciones, en especial las de arte cubano post-revolucionario. Prosiguió Nahela Echevarría, quién abordó las particularidades de la colección Arte de Nuestra América de la galería Haydee Santamaría de la Casa de las Américas, a partir una breve e ilustrativa exposición sobre los inicios de esta lote, su principal método de adquisición y su caracterización por países, manifestaciones, épocas, estilos, etc. Por último, Rubén del Valle, presidente del CNAP, se refirió a la nueva colección de arte cubano que atesora esta institución, creada en primera instancia para decorar las instalaciones del Consejo, pero ampliada progresivamente hasta convertirse en una importante colección que acaba de regresar de un exitoso periplo por las salas expositivas de Shanghai. Una vez terminadas las disertaciones, se incitó al debate, pero el público respondió con el silencio y se dio por concluido el conversatorio.

Este sucinto resumen refleja cómo muchas preguntas quedaron sin enunciarse y, por ende, sin responderse. ¿Qué políticas institucionales siguen en la actualidad los centros representados para conformar sus colecciones? Esta interrogante presupone dos cuestiones fundamentales, aunque pueden ser muchísimas más: ¿qué criterios curatoriales definen la adquisición de obras y cuáles son las vías fundamentales para su consecución?, ¿cuáles son los principales problemas y riesgos que afrontan las instituciones cubanas, ante un presupuesto que conjeturo limitado y poco competitivo respecto a los compradores internacionales?

Solo la especialista de Casa de las Américas estableció claramente cómo se adquirían las obras: por donación. Únicamente a través del prestigio alcanzado por la propia institución, de la organización de exhibiciones o de eventos y del vínculo establecido con los creadores, puede incrementarse su tesauro. Situación que, por demás, no es exclusiva de este centro, sino que, por el contrario, es una tendencia generalizada, según se dedujo de las intervenciones del resto de los panelistas.

Esta escasez de presupuesto para la compra suscita, pues, la fuga del arte cubano contemporáneo hacia museos, colecciones públicas y privadas en el extranjero. ¿Qué medidas se toman ante esta situación? Al respecto, Rubén del Valle comenzó mencionando las lagunas que existen en las colecciones cubanas, incluidas en las del Museo, carentes de piezas posteriores a la década del 90’, producto de la cruda crisis que atravesó el país, la inserción del arte cubano en el mercado internacional y la aparición de otros compradores con precios más atractivos. El director del CNAP alertó sobre la inexistencia de una estrategia dirigida a solucionar dicho problema y de la falta, además, de una política fiscal que evalúe correctamente las obras de arte. La advertencia es totalmente coherente pero el director de la institución, encargado de establecer y delimitar las directrices de la mayor parte de las galerías del país, debería exponer algo más que avisos y formular posibles soluciones.

En resumen, el panel Coleccionismo institucional no profundizó en estos puntos neurálgicos que el tópico exigía, ni fueron acotados los temas de almacenamiento, conservación, restauración y seguridad de las colecciones, así como su estudio, investigación, publicaciones asociadas y circulación de las obras. Este encuentro resultó una excelente iniciativa de sus organizadoras y una decepción para el público asistente.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio