BDHabana’16: una fuente de energía y motivación

Conversación con la joven diseñadora Heidy Fernández Castillo

/ 20 mayo, 2016

La primera Bienal de Diseño ha transcurrido en Cuba. La presencia de creadores tanto nacionales como extranjeros abre un camino de muchas expectativas y la opinión de los participantes resulta fundamental en el proceso de retroalimentación que supone un evento de esta magnitud. Sobre su experiencia nos comenta un poco la joven diseñadora Heidy Fernández Castillo, quien se graduó en el año 2008 del ISDI, en la especialidad de Diseño Informacional. Realizó sus estudios de maestría en la Burg Giebichenstein, Universidad de Arte y Diseño de Halle, Alemania. En ese país vive actualmente, donde se estableció en 2013, tras la obtención de una beca ofrecida por el DAAD (Servicio Alemán de Intercambio Académico).

¿Cuál fue tu participación en esta Primera Bienal de Diseño de La Habana?

Bueno, yo vine a la Bienal con la Burg Giebichenstein, Universidad de Arte y Diseño de Halle, Alemania. Traje, junto a tres colegas, una exposición que incluyó trabajos desarrollados por estudiantes de la escuela, así como obras salidas del intercambio de la misma con el ISDI y el ISA, aquí en La Habana. Específicamente, me presenté con mi trabajo de tesis de grado, consistente en una instalación de varias placas de acero inoxidable. Éstas contienen frases pronunciadas por diseñadores durante entrevistas que realizamos un grupo de alumnos junto a la profesora Anna Berkenbusch, en casi treinta estudios de diseño radicados en Berlín. Los enunciados expresan el statu quo de la profesión en esta ciudad y la posición de los diseñadores con respecto a la mima. El material y la forma de la pieza – presentada como tarjas – las muestra como legados para el futuro.

También incluí un proyecto que desarrollo actualmente, y por el cual estoy contratada en la Universidad. Es un diccionario especializado de arte y diseño en los idiomas español- alemán. Para la realización del mismo, llevo a cabo todo el proceso de búsqueda, traducción de los vocablos y el diseño.

¿Qué significó para ti como diseñadora la realización del evento?

Ha tenido un doble significado para mí.  Personalmente, ha sido la oportunidad de volver a Cuba como diseñadora, lo cual me da mucha satisfacción. Me posibilitó ver a mucha gente que hace años no veía, amigos, conocidos, los cuales también son diseñadores. En ese sentido, ha sido una excelente ocasión para el reencuentro y me alegra que haya sido a través del diseño.

Por otro lado, está la perspectiva profesional. Creo que de manera general, realizar un evento de esta índole, un evento internacional como este, lleva a que la gente interactúe. Es un espacio donde pudimos apreciar qué están haciendo los de aquí, las personas que conoces, y las que no también. Asimismo, es un momento de intercambio con creadores de otros países. Es un diálogo mutuo, de ambas partes, y creo eso te da mucha energía, mucha inspiración. Ofreció la oportunidad de ver reunido en un mismo tiempo y espacio todas esas diversas propuestas.

¿Si tuvieras que señalar algo negativo en relación a la Bienal, con el objetivo de mejorar futuras ediciones, que dirías?

Si tuviera que decir algo negativo, diría que el período de duración fue un tiempo muy corto. Ha sido mucho esfuerzo, no solo de parte de nosotros como participantes, que tuvimos que organizar para traerlo todo de Alemania para acá, solo por cuatro días. Desde el punto de vista del espectador, si no tuviste la oportunidad de asistir a la inauguración, era muy difícil ver la exposición en otra ocasión, y el momento de la apertura no es el más ideal para apreciar realmente las obras presentadas. En ese sentido, me parece que falló un poco. Ha sido un gran esfuerzo organizar una bienal, gracias además, a la ayuda de muchas personas. En mi opinión debió extenderse un poco más para que todos –tanto participantes como espectadores- tuvieran una mayor presencia en el evento.

¿Qué crees pueda significar para el diseño cubano la realización de un evento como este en Cuba?  

Creo que, para empezar, constituye una plataforma que contribuye a darle presencia en el mundo entero al diseño cubano. Le  ofrece una gran visibilidad como algo vivo, latente, algo que está sucediendo. De igual modo, pienso que el diseño es el resultado del trabajo de los creadores, y si a los diseñadores esto les motiva, les da pasión, energía, entonces constituye punto de partida para nuevas creaciones. Eso ayuda directamente al desarrollo del diseño cubano.

 

Gretel Castillo Figueroa

Gretel Castillo Figueroa

(Santa Clara, 1992) Graduada de Historia del Arte por la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana. Trabaja como especialista en la Galería ARTIS 718, Collage Habana. Ha colaborado con publicaciones como el blog de Art OnCuba Magazine, la revista ArteCubano, entre otras.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio