Artes decorativas en la Universidad de La Habana

/ 3 noviembre, 2014

La Universidad de La Habana cuenta con un importante acervo patrimonial de carácter mueble, inmueble e inmaterial que ha sido conformado desde su fundación en el año 1728, como la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana, hasta la actualidad. Dentro del extenso panorama de los bienes patrimoniales de carácter mueble las artes decorativas poseen un lugar privilegiado. Si bien su valor históricamente ha sido subestimado dado el doble carácter de objeto artístico y útil, su presencia como testigo de la evolución de la institución, de acontecimientos y hechos trascendentales, le confieren gran relevancia dentro del universo patrimonial universitario.

Las artes decorativas a lo largo de la historia han estado presentes en todos los aspectos de la vida universitaria, de ahí que su legitimación como parte del patrimonio de la Universidad sea fundamental. Los valores que se tienen en cuenta para la puesta en valor de los bienes patrimoniales son fundamentalmente los artísticos, estéticos, históricos, científicos, paleontológicos, etnográficos y técnicos, entre otros. También el valor que se les otorga dado su grado de originalidad y su condición de objeto único e irrepetible.

No obstante, con el trascurso del tiempo se produce la asimilación de determinados valores. En primer lugar tenemos el valor de antigüedad, dado que las piezas principalmente transitan por todo el siglo XX, en las que se reconocen las huellas dejadas por el pasado. El valor artístico en la mayoría de las obras es indudable, tenemos ejemplos de muebles de excelente factura tanto foránea como nacional en los que es posible apreciar las maderas preciosas de nuestro territorio. De igual modo la presencia de varios tipos y estilos de mobiliario permite señalar la evolución de la manifestación en Cuba, a partir de la observación de las piezas ubicadas en el Aula Magna, las sillas de estilo Chippendale del Instituto de Farmacia y Alimentos (IFAL) hasta otras con aires más modernos como las sillas de la Biblioteca Central Rubén Martínez Villena. En cuanto a la lampistería distinguimos hermosos ejemplos desde la majestuosa lámpara del Aula Magna, hasta las de estilo decó de la Biblioteca Central. Asimismo encontramos un mobiliario personalizado en el que es posible apreciar emblemas que remiten directamente a la Universidad como el monograma UH, por tanto son piezas únicas de gran originalidad, como la barra de madera ubicada en el Estadio Universitario Juan Abrantes (SEDER).

Por otra parte el valor histórico será uno de los elementos más importantes a destacar pues muchas de estas piezas han sido testigos de tradiciones y acontecimientos ocurridos en la institución. Sin embargo su carácter patrimonial universitario, valor intangible de gran importancia para la Universidad, no es debidamente estimado pues este radica en el contacto con el sujeto que los reconoce y los aprecia, de ahí la importancia de su legitimación por parte de la comunidad universitaria y de la sociedad en general.

Las artes decorativas no sólo han sido mantenido su función de decorar los espacios sino que su constante uso por innumerables generaciones de estudiantes, merecen un lugar privilegiado en el universo patrimonial de la Universidad de La Habana.

Son valores que aunque no sean de gran trascendencia fuera del contexto universitario, al interior de este sí lo son, pues su valor se completa a partir de su relación con sus inmuebles contenedores y la historia de los mismos, que a su vez es la historia de la Universidad.

La solución consiste en trabajar para la difusión y reconocimiento de estos valores al interior de la Universidad de ahí la solicitud del establecimiento de una política institucional dictada desde el propio centro, que apostará por su importancia artística, histórica, y principalmente patrimonial. Significa enfatizar sus valores culturales pero desde su condición universitaria.

La puesta en valor de las artes decorativas se completará a partir de la toma de consciencia de su trascendencia como patrimonio cultural universitario. De igual manera el conocimiento y la difusión de los valores de los bienes, sin dejar a un lado mecanismos que sistematicen e integren sus valores, permitirán su protección, conservación y promoción. La defensa, preservación y el reconocimiento de su valor patrimonial comprenden un campo de acción extenso y complejo, por lo cual requerirá de un tratamiento sistemático que favorezca la salvaguarda y la puesta en valor de las piezas de artes decorativas como parte del patrimonio cultural de la Universidad de La Habana.

 

Yeniffer Torres Cordero

Yeniffer Torres Cordero

Yeniffer Torres Cordero (La Habana, 1989). Soy graduada de Historia del Arte. He publicado en Noticias Artecubano y el Caimán Barbudo. Me interesa el arte contemporáneo y los temas relacionados con el patrimonio cultural.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio