Abrir los ojos

Con una dilatación pictórica e instalativa

/ 5 septiembre, 2016

La Galería Galiano volvió a emular el 25 de agosto con la habitual concurrencia de sus centros vecinos: el teatro América y la Casa de la Música Habana. Este recinto quizá no superó la masa compacta de visitantes que suelen imantar esos espacios allegados, sin embargo, los curiosos y ávidos del mundo del arte aguardaban expectantes por la nueva pieza de algún colega o el gesto cósmico de una joven creadora del mainstream. Claro que lo cósmico o lo trascendental irrumpen con timidez en la actual producción cubana, al menos la tendencia dominante así lo deja entrever y, más que inquietar, nos hace preguntarnos si dicha aspiración realmente interesa a esas generaciones actuantes de egresados, cuya bitácora señala otras inquietudes.

La muestra colectiva Abre los ojos, curada por Maeva Peraza, ofrece el ejercicio pictórico e instalativo recién empapelado (del propio 2016) de un grupo de autores emergentes dentro del escenario visual contemporáneo.El recorrido por las obras, aun sin lograr el calado hondo en el público, propicia el acercamiento a ciertas zonas y lenguajes del entramado creativo. Las representaciones de Carlos Zorrilla, Marcos Gómez, Marlys Fuego, Nelson Céspedes, Osy Milián, Yoan Pérez y Yonlay Cabrera exhiben un cuidado de la hechura, el manejo de gamas cromáticas planas y la tenencia de líneas productivas cercanas al Mercado.

Yoan Pérez elabora una “Fragmentación del hecho”, quizá artístico o de otra índole, mediante el despliegue de numerosos cubos geométricos multidimensionales y variopintos. El hecho desmembrado que cubre pared y parte del suelo erige un juego óptico desde de la alternancia de figuras cúbicas grandes y pequeñas, donde el ritmo, el color y hasta el dominio del diseño estructuran una pieza atractiva y dinámica. El montaje de Yoan también podría advertir sobre las diferentes perspectivas y matices que influyen en la evaluación y análisis de un acontecimiento, las diferentes miradas a un mismo fenómeno.

Nelson Céspedes, por su parte, se aventura en la vastedad de la tela y la planimetría de tonalidades rosa y azul sobre las que superpone franjas de encajes, cintas doradas y plateadas, lentejuelas, cordones y tejidos, dotando de movimiento y textura a la extensa área bidimensional. Las pinturas de la serie Psicosis I y II ironiza, a partir del apego a la estética kitch y el gusto popular, la obsesión manifestada hacia el abigarramiento y la exaltación del destello que hacen las personas en los objetos.

Exponentes como Osy Milián combinan aquí la pintura y la instalación. Los dos lienzos presentados integraron hace poco tiempo id 1428115017, ejercicio de graduación del Instituto Superior de Arte acogido por la galería Servando. La frecuente observación del universo adolescente inserto en la operatoria de Milián acude esta vez al llamativo pupitre que lleva su sello. El asiento, cual componente del mobiliario escolar, señala las trazas, dibujos e indicios grafiteros comunes que los estudiantes eternizan sobre las superficies de las sillas, incluyendo la clásica suma de novios, en este caso personalizado con Osy + Dany.

Marlys Fuego proyecta Blank Space (“Espacio en blanco”), conjunto que sobresale de la pared negra de la galería. El completamiento de imágenes a través de la combinación de diminutos cuadrados antoja la suerte de juegos y puzzles habitables en móviles, tabletas y computadoras. Carlos Zorrilla, desde una línea diferente,entroniza la ceremonia católica ofrecida a los fallecidos en lienzos de la serie Réquiem. Ingentes calaveras agujereadas con líneas concéntricas de alfileres aúpan el tema de la muerte y nos recuerda su omnipresencia.

La Declaración de principios de Yonlay Cabrera revela, según parece, la plataforma resolutiva del creador visual contemporáneo. Enmarcada y con la prestancia de un venerado sitial, que recoge además el certificado de graduación de la Academia Provincial de Artes Plásticas, su statement no aborda cuestiones inherentes al concepto de alguna obra o movimiento de vanguardia, más bien desglosa cada principio económico de la gestión y praxis visual, entre ellos, “gastos incurridos por materiales”, “ingresos por patrocinios” y “socialización en bares, invitar curadores y críticos (marketing)”, de acuerdo con lo rotulado en el prominente texto.

Que nadie sepa que estás aquí podría sugerir el encabezado de otro empeño de Yonlay Cabrera, quién sabe si debido a una siguiente declaración sospechosa, de las que no se invita a abrir los ojos como incita esta muestra. Valga subrayar que el título citado, en realidad, pertenece a Marcos Gómez, quien consigue quebrar la tradicional estructura pictórica cuadriforme para generar un resultado distintivo y altamente poético mediante la visualidad hexagonal y la interpolación de planos de color; esto último refrenda de manera simbólica el ocultamiento asumido desde el título.

La Galería Galiano continúa fomentado la operatoria de los productores cubanos más jóvenes. Abre los ojos permanecerá hasta el 27 de septiembre,mientras reinventa otros ardides para mantener sus pupilas  notablemente dilatadas.

Jezabel Hanze

Jezabel Hanze

Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana. Ha desarrollado la crítica de artes visuales en diferentes sitios digitales y publicaciones impresas como On Cuba, revista Espacio Laical, El Caimán Barbudo y Noticias de Arte Cubano. Actualmente se desempeña como asesora de televisión en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio