A mal tiempo buena cara, según Fabelo

/ 7 mayo, 2019

Roberto Fabelo, sacro y profano al unísono, es como un duende de penas y alegrías como le cantara Pablo Milanés. Del sueño a la poesía, como también le cantara Silvio, siempre se las arregla para sorprendernos con su inagotable imaginación y experticia creativa.

Una de las más llamativas piezas de esta Bienal es, sin dudas, su inmensa escultura emplazada justo donde la calle Escobar se funde al Malecón. Como parte del proyecto Detrás del Muro el camagüeyano Premio Nacional de Artes Plásticas 2004, propone su escultura A Mal Tiempo Buena Cara, que funciona como una suerte de reclamo y canto a la esperanza.

El artista, original y auténtico, escapa de etiquetas y senderos trillados, pues siempre nos sorprende en su afán surrealista y simbólico de cuestionarse la realidad. Curioso e inquieto, se autoproclama “un vicioso empedernido del dibujo, de la creación misma.” Entrega esta vez una tortuga un tanto humanizada, está bocarriba, pero tiene que virarse; está en una posición incómoda, pero la cabeza exhibe un rostro rojo y sonriente.

“Varios meses demoré en realizarla y como tortuga al fin que es llegó tarde a la Bienal. Tarde pero segura, con lentitud y firmeza. Lo importante es que llegó, que está aquí defendiendo la idea de las siglas que la designan, para representar un rasgo que tanto nos distingue y forma parte de nuestra identidad: el optimismo. Nosotros nos reímos o tratamos de poner buena cara aunque estemos pasando por malos momentos.”

La obra trata también de la condición humana de burlar la adversidad y enfrentar la vida con risas dibujadas en el rostro.

¿Por qué tiene la cara humana y pintada de rojo?

“Quise humanizarla para reforzar el mensaje, como he hecho en otras obras. El rojo es mi color preferido y representa la vitalidad, el esfuerzo y la energía que necesita para voltearse y ubicarse en el camino y seguir avanzando.”

Se acerca su cumpleaños setenta ¿podría comentarnos algún anhelo pendiente como creador?

“Anhelo exhibir en casi todo el mundo y seguir descubriendo hallazgos. El próximo año arribo a mis siete décadas y quiero hacer una exposición conmemorativa, aún estoy conformando su contenido, no sé si será una retrospectiva abarcadora o va a estar referida a los miles de dibujos que tengo guardados y muy pocos han visto. Todavía no está decidido, espero les guste.”

La tortuga sonríe a pesar de los pesares en el muro donde acaba la ciudad y empieza el mar. Incómoda pero esperanzada, mirando entre risas al futuro, recuerda un tanto el modo en que los cubanos enfrentamos las adversidades, sin perder la ternura y las ganas de reír.

Cecilia Crespo

Cecilia Crespo

Periodista. Ha recibido varios reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo Cultural otorgado por la UNEAC y la UPEC a periodistas en Cuba menores de 35 años. Sus textos aparecen frecuentemente en diversas publicaciones cubanas especializadas en cine y artes visuales.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio