Zilia Sánchez: Una mulata minimalista – una isla caribeña

/ 8 diciembre, 2013

(…) A fines de la década del cuarenta (…) Sánchez tomó parte con regularidad en el panorama de las artes visuales cubanas, participando en salones nacionales y en significativas exposiciones colectivas. (…) Para 1953 era la única mujer que exponía con Los Once (…) Se ganó un lugar destacado al vincular el arte con una postura política firme contra el gobierno de Batista y contra la perspectiva tradicionalista del arte visual. El grupo tenía sede en la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo, brazo cultural del Partido Socialista Popular (…)

Por lo general, las obras de Zilia se componen por estructuras modulares idénticas y secuenciales que se repiten unas cuantas veces, creando arreglos rítmicos visuales que son representados una y otra vez de manera metafórica y abstracta. Estas formas simples y provocativas se asocian con las partes sexuales femeninas, a través de las cuales Sánchez encarna y expresa con orgullo su sexualidad. Las composiciones modulares evocan un activo sentimiento similar al zen que está abierto a flexibles (re)organizaciones y transformaciones. Esta combinación de espíritu único y manifestación ascética del erotismo ha llevado a la historiadora del arte Martha Traba, en Dos décadas vulnerables en las artes plásticas latinoamericanas (1950-1970), a describir el conjunto de trabajos de la artista como enriquecido por la investigación dinámica llena de curiosidad y pasión, que intenta trascender la omnipresente búsqueda formal”.1

Quizás para aquellos más familiarizados con la carrera de la artista las referencias al Expresionismo abstracto y al Tachismo estuvieron notablemente ausentes. No obstante, esta exposición sirvió como reintroducción al conjunto de trabajos de Zilia Sánchez en el mundo del arte neoyorkino, exhibiendo una voz única, fuerte y cohesiva, que ha construido un discurso personal dentro y fuera de las teorías minimalistas. Esta mulata minimalista ha estado galopando alrededor de sus islas, y ha regresado con la fuerza enérgica de una valquiria caribeña y tormentosa.

 

  1. Martha Traba: Dos décadas vulnerables en las artes plásticas latinoamericanas (1950-1970), Siglo XXI, 1973, Ciudad de México, p. 174.

 

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio