Un impulso necesario para el arte naif

/ 2 diciembre, 2014

El poco interés que históricamente se le ha concedido al arte naif en nuestro contexto, es un factor determinante, no solo en el desconocimiento de varios de los creadores y sus propuestas, sino también en las innumerables deficiencias que a nivel institucional laceran la circulación y promoción de las mismas. Es remarcable por ello, la inauguración del Salón de Arte Naif 2014, abierto durante el mes de noviembre al público en el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales. Este evento permitirá la visualización de un amplio espectro de la creación popular más actual de la isla e incluirá acciones complementarias (proyectos de animación cultural para niños y jóvenes, conferencias de artistas y especialistas, etc.) que garanticen desde el intercambio y la reflexividad, una mejor recepción de esta modalidad creativa.

Ciertamente, es perceptible una casi inexistencia de eventos e instituciones especializadas en la materia naif que la integren de un modo más efectivo al circuito artístico nacional. Si bien, la Galería Diago se concentra en la gestión del naif, su nómina es en extremo reducida para un territorio de tan vasta producción. Asimismo, el espacio expositivo de esta galería ha sido limitado a una pequeña área que imposibilita la ejecución de proyectos curatoriales, pues sus locales iniciales han sido destinados a otras funciones1.

Aún más inquietante resulta la desaparición del perfil de trabajo de la galería Diago -ya otras veces acaecido2-, en tanto es este el único espacio en Cuba dedicado exclusivamente a la promoción y comercialización de la vertiente ingenua. En este sentido, ha sido vital el influjo del promotor y coleccionista francés Gérald Mouial y de la especialista cubana Almeris Herrera (a quien muchas veces se suele obviar), pues gracias a la labor de ambos la Diago ha retomado desde el 2004 hasta la actualidad el trabajo con el arte naif. Por esta razón, resulta sensato que el presente Salón dedique su accionar a la figura de Mouial quien realmente ha insistido en la valorización del repertorio naif cubano. Así lo avala también, la elaboración, a su cargo, de los dos volúmenes de “Arte Mágico en Cuba” (2004, 2009), que más allá de ahondar y problematizar sobre las particularidades del naif, devienen amplios catálogos, soportes de la expresión verbal y visual de nuestros creadores populares.

Sin embargo, la carencia de investigaciones y estudios críticos sobre el fenómeno naif, aún es evidente. No es de asombrar que a la inauguración del Salón de Arte Naif 2014 haya asistido un promedio bajo de público3 -si se compara con la exposición de arte contemporáneo acogida con anterioridad por el Centro de Desarrollo-. Ello sin insistir en la filiación de muchos de los interesados con los creadores o en la presencia verdaderamente numerosa de niños. Es fácil concluir entonces, que el arte naif no es una prioridad para la mayoría de los entendidos del arte cubano. ¿La respuesta estará relacionada, acaso, con la eliminación de la Cátedra de Arte Popular y sus consiguientes programas del perfil de la licenciatura en Historia del Arte?

En fin, tan desalentador panorama solo es posible revertirlo mediante empeños como el Salón de Arte Naif 2014, los cuales serán siempre bien acogidos, dada la pertinencia que revierten para la legitimación y consolidación en el medio cubano de aquellas expresiones asumidas como subalternas al no cumplir los lineamientos estéticos y artísticos oficializados.

1 El “Grupo Producto” perteneciente al Taller de Serigrafía “René Portocarrero” y el Departamento de Mercadotecnia de Génesis se dispusieron en el mezanine de la escalera principal, mientras que la planta superior fue ocupada por el personal del Departamento de Economía ante el derrumbe de la sede anterior del mismo.

2 La Diago abrió sus puertas en 1979 enfocada hacia el arte contemporáneo en general y a raíz de la muestra “Inventario de Cosas Naturales”, celebrada en 1889 por el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, orientó su trabajo hacia la representación de los pintores ingenuos del país. No obstante, con el surgimiento del proyecto “Génesis, Galerías de Arte”, el centro volvió a reorientar su propuesta hacia el grabado contemporáneo. Finalmente, el arte naif, al parecer, ha triunfado.

3 Aproximadamente 200 personas.

Marilyn Payrol

Marilyn Payrol

(Santa Clara, 1990). Graduada de Historia del Arte por la Universidad de La Habana. Profesora de Teoría y Crítica de la Universidad de las Artes (ISA). Es editora del sitio web de Art OnCuba magazine. Textos suyos pueden consultarse en la Revista Artecubano, La Gaceta de Cuba y en Art OnCuba Magazine.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio