Sandra Ramos: revisiones que devienen déjà vu

/ 1 junio, 2018

La obra de Sandra Ramos se ha caracterizado desde sus inicios por ser narrativa y autobiográfica. En cada obra de sus primeras series estaba presente la pionera (su alter ego), que le servía para ilustrar sus pensamientos y emociones. Es en esta primera etapa cuando Ramos comienza a reflejar el desgarramiento emocional de su generación como consecuencia de las sucesivas olas de emigración, y su implicación política.

Otra tendencia visible de esta etapa era la de apropiarse de elementos de la caricatura política cubana (…) para reflejar el estado de opinión popular sobre la política nacional. (…)

En su última exhibición personal, Déjà Vu, en Pan American Art Projects, en Miami, Ramos presentó obras de series en las que ha trabajado en los últimos años, en las que de cierta forma revisita sus inicios de una manera formal y conceptual.

Similarmente a sus obras tempranas de corte más político, sus comentarios se encaminan a reflejar las opiniones de su entorno inmediato (Ramos vive actualmente en los Estados Unidos). Un buen ejemplo es su serie Trumpito. Homenaje a Thomas Nast, en la que toma al personaje Boss Tweed (…) de Thomas Nast (1840-1902), y lo transforma en Donald Trump (…) Ramos enfatiza el parecido físico y las formas poco convencionales de ambos políticos, entre otros aspectos. (…)

Otra serie en la exhibición directamente relacionada con la política es la de Power Ball. Haciendo una analogía con el popular juego de la lotería, en el que se enfatiza la primacía de la suerte, Ramos ha creado todo un universo en el que las pelotas del sorteo, en vez de números, tienen grabadas los rostros de reconocidos políticos internacionales. (…)

Una parte significativa de la exhibición retoma la vertiente más personal de Ramos, aquella en la que trataba sobre las secuelas emocionales de la emigración para los cubanos. Aquí están representados por las series Apocalyptic Cartographies (Cartografías Apocalípticas) y Journey (Viaje). Mientras las piezas de las series tempranas eran hechas en grabados, estas han sido realizadas a partir de fotografías. Aunque la fotografía siempre formó parte de la obra de Ramos, es en el 2004 que decidió recurrir al medio directamente para hacer piezas. Sin embargo, el grabado sigue presente ya que lo utiliza como parte de la obra en el acrílico que cubre la imagen. En ambas series su alter ego es ahora sustituido por una imagen fotográfica de su sobrina.

Finalmente, Memento Mori, una instalación de varias piezas en las que de cierta manera confronta su propia mortalidad. Al fotografiar los epitafios y las decoraciones de estas tumbas de Cayo Hueso, Ramos nos muestra la forma similar en la que los seres humanos lidian con la muerte, no importa su ubicación geográfica. Algunos eligen una forma patriótica con banderas, otras humorísticas, y otros con objetos más personales.

(…) Aunque la suya es una obra autobiográfica, con ella logra establecer una conexión a nivel generacional, entablando un diálogo entre lo privado y lo público.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio