Roberto Diago

/ 2 junio, 2015

(…) Aunque muchos ven la abstracción como una nueva tendencia en su obra, la verdad es que Diago ha estado trabajando sobre ella desde hace años. La primera “evidencia” data de 1995, con un par de piezas con las que participó en el Premio Nacional Anual de Pintura Contemporánea Juan Francisco Elso, exhibidas en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana. Paisaje 1 y Paisaje 2, ambas del mismo año, fueron solucionadas de forma similar en cuanto a composición: formato horizontal, estructura de bandas, y una paleta que tendía hacia colores ocres. Paisaje 2 ganó el Tercer Premio.

En los últimos años Diago se ha concentrado en la producción de obra abstracta. Sus piezas más recientes muestran elementos formales de aquellas que hiciera en los noventa, y se enfoca en lo que antes componía el fondo de las imágenes. El recurso de telas fragmentadas, cortadas y pegadas que utilizara como base reaparece ahora como protagonista de la composición.

Como en los inicios, Diago continúa trabajando con elementos de su identidad desde un punto de vista racial. Su crítica al racismo es ahora de una forma más sutil y refinada. Deja atrás la gráfica evidente para concentrarse en las texturas. El resultado son estas piezas, estéticamente muy atractivas, casi táctiles, que atrapan visualmente a la vez que comunican un mensaje de denuncia social similar al de sus piezas más viscerales.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio