Para nunca olvidar… a Vidal

/ 8 diciembre, 2013

Si se pudiera hablar de fidelidades en el universo de la creación, de fe, constancia, tenacidad y devoción, habría que pensar en el pintor Antonio Vidal (La Habana 1928—2013), uno de los fundadores del mítico grupo Los Once allá por el año 1953, y el último de sus sobrevivientes hasta hace solo unos meses.

Huidizo como el que más, introvertido, tímido, espetó en una entrevista que su máxima aspiración era convertirse en un hombre invisible. Evadía, es cierto, todo acontecer público para ocultarse en las sombras de su habitación, y desde allí expresarse a su antojo –apasionado y libre como esos seres que creen profundamente en lo que hacen sin que nadie se los diga– hasta que obtuvo, algo sorprendido quizás y para satisfacción de muchos, el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1999. Desde entonces su vida cambió y lo vimos más atento a los sobresaltos de la vida social y cultural de su ciudad, más curioso ante la parafernalia del mundo que observaba en la televisión o leía en los periódicos.

Conocido esencialmente por su obra pictórica sobre lienzo, Vidal exploró desde finales de los años cincuenta y en la década del sesenta otros soportes y materiales: papel de lija, yute, cartón corrugado, masonite, mezclilla… De manera excepcional utilizó el gres cerámico para la realización de murales en edificios públicos, como en la famosa tienda por departamentos La Época (La Habana), en momentos que grandes artistas cubanos fueron llamados a intervenir paredes de hoteles, edificios administrativos, restaurantes, cafeterías, oficinas. (…) Vidal no sólo realizó murales, también diseñó vidrieras y carteles para los grandes almacenes de la Sears e Inclán en La Habana, además de trabajar en publicidad para una empresa norteamericana, lo cual le convirtió, de hecho, en un insólito creador apto para las artes ambientales. De hecho, hoy podríamos considerarlo un artista “multidisciplinario”, si sumamos a todo lo anterior sus incursiones en el grabado y la historieta.

Nelson Herrera Ysla

Nelson Herrera Ysla

Crítico de arte, curador, poeta. Co-fundador del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam y de la Bienal de La Habana, evento que dirigió de 1999 a 2001, y donde se desempeña actualmente como curador. Ha ofrecido conferencias en numerosos países y publicado numerosos textos críticos en publicaciones especializadas de Cuba y el extranjero. Curador General de la XVI Bienal Paiz de Guatemala, 2008. Jurado de Ensayo del Premio Casa de las Américas, 2005, y de eventos internacionales de arte en América Latina. Premio Nacional de Crítica de Artes Guy Pérez Cisneros, 2007, y del Premio Nacional de Curaduría 2013, ambos en Cuba.

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio