Las pasiones de Carlos Quintana

/ 1 junio, 2015

Al enfrentarnos a la obra de Carlos Quintana (La Habana, 1966) no nos queda otra opción que conmovernos ante la fuerza y la energía que desprende. La emancipación del color, la libertad del gesto, la sensación caótica que desanda el lienzo, unidas a una peculiar galería de personajes raros hacen que hasta el espectador menos sensible tenga que detenerse ante sus cuadros. Ello lo logra, en primer lugar, por el profundo dominio de un singular ejercicio pictórico que ha venido desarrollando de forma autodidacta a lo largo de treinta años. Aunque matriculó en la Academia de Bellas Artes San Alejandro, solo llegó a estudiar allí unos meses, por lo que fue formándose en la práctica cotidiana y en el contacto directo con otros artistas.

Exhibe sus obras por primera vez a finales de los ochenta, una etapa de gran significación en el arte cubano contemporáneo por el modo en que este se renovó tanto en lo formal como lo conceptual. Sin embargo, no llega a desarrollar una obra extensa en Cuba, pues como muchos artistas de su generación a inicios de la década siguiente se va a España, donde reside durante varios años. Es en este período donde se da a conocer internacionalmente, sobre todo en las ferias de arte en España y Estados Unidos; además de por sus exhibiciones en galerías de Venezuela, Francia, Alemania, Costa Rica y México, entre otros.

A lo largo de los años Quintana ha logrado un estilo inconfundible, una manera de hacer que lo distingue y que delata la necesidad que tiene de pintar. Profundamente gestual, su pintura nos transporta a otro mundo en el que habitan cabezas truncadas, seres enigmáticos, acompañados de símbolos y atributos que nos remiten a las grandes preocupaciones del individuo. Un ambiente caótico en el que no hay orden posible, despojado de toda referencia espacial, domina con frecuencia; formas humanas y animales, o a medio camino entre ellas, deambulan por la superficie. Todo ello unido a cierto humor sarcástico, irónico, impregnado quizás por el tono irreverente que asumieron los artistas de finales de los ochenta. (…)

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio