La vida del artista es casi el Arte

Entrevista a Ana Albertina Delgado

/ 1 junio, 2016

(…) Ana Albertina es una de esas artistas imprescindibles de la segunda mitad de los ochenta, que ha mantenido, además, un proceso creativo constante desde su salida de Cuba a inicios de los noventa. Junto a su esposo Adriano Buergo y a otros artistas importantes del periodo como Ermy Taño, Ciro Quintana y Lázaro Saavedra, protagonizaron la génesis e historia de uno de los grupos medulares de esa generación, el Grupo Puré. (…)

¿Tú como mujer, cómo te veías en tu generación? Cuando se revisa en ese período no había muchas artistas mujeres. ¿Cómo tu obra dialogó con ese contexto?

Mi obra siempre se ha enfocado en lo femenino, creo que en parte porque no era común entonces una artista mujer, menos aun que abordara la problemática social de la mujer en Cuba. Supe que era muy importante mi legado para las nuevas generaciones de artistas mujeres, tanto a nivel de obra como por mi activismo artístico. Siempre sin miedo dentro de muestras donde todos eran artistas hombres, y donde creo siempre hubo un respeto y admiración por lo que hacía. Estuve muy consciente de que era la única mujer dentro de todo lo que acontecía culturalmente en los años ochenta y que mi obra era la voz femenina que se necesitaba.

Algunos críticos han dicho que tu obra está marcada por un punto de vista femenino en el que la cotidianidad y la subjetividad son claves. ¿Siempre asumiste ese camino en tu obra?

Ambos elementos están juntos en mis creaciones, es la dicotomía entre mi percepción de lo cotidiano o real y lo subjetivo o fantástico, puesto en función de “historias”, generalmente de retratos femeninos, creando imágenes donde no se sabe muy bien donde está el límite entre lo biográfico y lo ficticio. Mi obra tiene ese punto de contacto con muchas otras actividades humanas donde imaginar completa las cosas.

¿Y desde esa conciencia, sentías que te conectabas con algunos referentes de mujeres artistas que te precedían?

No fueron muchos, pero Antonia Eiriz era una artista que como referente no se podía obviar y para mí siempre fue la maestra. Yo recuerdo que la vi en el Museo Nacional dando un taller de máscaras, recuerdo rodearla y sentir una enorme tristeza a la vez que me decía: cuánto desperdicio, pues era una mujer con una obra impresionante que no había podido continuar, por diversas razones, que a estas alturas no sé cuál será la cierta. Para mí fue el referente más importante tanto por sus temas, su técnica y su presencia como mujer en la escena del arte cubano. Creo que junto a Chago fueron los referentes más directos para toda la generación de los ochenta, en especial para el Grupo Puré.

Según tu criterio, ¿por qué hubo un éxodo tan importante de artistas en los inicios de los noventa?

Creo que precisamente porque los espacios posibles estaban muy controlados, los proyectos eran desgastadoramente chequeados, y realmente se hizo muy difícil dentro de Cuba tener opciones para crear y exhibir por lo que el Ministerio de Cultura vio en la salida de los artistas a México–entre otros países – una solución para ese momento.

¿Cómo logras insertar tu obra en Miami?

La verdad es que he trabajado constantemente e inaugurado varias muestras personales y colectivas en galerías como las de Genaro Ambrosino, Bernice Steinbaum y Carol Jazzar. Mis obras han pasado a formar parte de colecciones de museos de arte de Miami, Fort Lauderdale, Puerto Rico y México. Otro aspecto importante ha sido la crítica de arte que siempre ha cubierto mis exposiciones personales, así como la compañía de un selecto grupo de coleccionistas privados y admiradores que ha seguido mi trayectoria por años.

Sin embargo, creo es una obra que precisamente hace la trampa engañosa de poder ser atractiva visualmente y a la vez ser compleja conceptualmente.

Sí, pero quizás tú te percatas de la trampa, pero otros no caen. Siempre he tenido un público que me ha seguido, que ha admirado la obra, pero sé que es una valiosa minoría. En el juego de lenguajes e imágenes que es mi obra hay que estar dispuesto a perder por momentos el control, y sé que no es fácil, tras su atractivo nos acechan las dudas, la fantasía y los bordes especialmente femeninos de mis personajes. (…)

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio