La princesa y su jardín

/ 2 septiembre, 2015

(…) Lisbeth Ledo García ha demostrado ser una creadora vital con poética propia, que sigue operando con la iconografía infantil pero ya confirmada a manera de apuesta discursiva y estética, consecuente e intencionada, tan madura que desestima la casualidad de ser la manifestación de un síndrome de Peter Pan tardío. De ahí resulta que, al poblar sus superficies con conejos, zorras o lobos, princesas, ovejas o mariposas, destierra formalismos ilustrativos y se afinca en las densidades conceptuales que poseen estos símbolos para transformarlos en provocadoras alegorías endeudadas con la sinceridad visceral que caracteriza la sicología infantil. Una mitopoética lúdica e imaginativa con la que problematiza en torno a lo que constituyen sus preocupaciones vitales.

De esta manera, como sucede con tanta producción simbólica facturada en Cuba en lo que va de este siglo, Lisbeth Ledo inscribe su discurso en una actitud filosófica y ética comprometida con el drama existencial del individuo, más que en posturas explícitamente críticas dependientes del destino histórico de la nación y, por tanto, de la heroicidad social. (…)

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio