Jorge Rigol, vanguardia y tradición

/ 1 marzo, 2018

Desde la publicación de sus primeros y sobresalientes dibujos en 1934 se pueden apreciar en el joven Jorge Rigol dos rasgos característicos en su obra. Estos atributos que cualifican su quehacer artístico lo constituyen la actualización de un lenguaje plástico en consonancia con el pujante movimiento de la vanguardia cubana y la afinidad por la creación de un arte de carácter nacional de profundo contenido social. La combinación de ambas, hacen del artista uno de los más lúcidos creadores que surgen en la pléyade renovadora de los años treinta.

Sus ideas de avanzada se hacen sentir muy pronto en su obra gráfica. Junto a la exploración plástica de corrientes innovadoras en nuestro medio visualizadas en dibujos como Mujer desnuda y El bebedor, surge la representación de los obreros y sus reclamos sociales, en clara sintonía con la obra revolucionaria que venía realizando Marcelo Pogolotti en Europa y ciertas zonas del quehacer de otros artistas cubanos como Arístides Fernández, Carlos Enríquez y Alberto Peña. Así, aparecen en los dibujos de Rigol una intención de hondo carácter social y vigoroso tratamiento estético como la ilustración realizada para la revista Masas, de naturaleza anti-machadista (…)

La calidad (…) de su trabajo artístico le permiten figurar en (…) la Primera exposición de Arte Moderno. Pintura y Escultura organizada en los Salones del Centro de Dependientes de La Habana en 1937 donde exhibió diez obras junto a las más descollantes figuras de nuestra vanguardia pictórica del momento (…)

En el primer lustro de los años cincuenta (…) utiliza de manera destacada la técnica del linóleo con la cual realiza un conjunto de sobresalientes estampas. A través de esta técnica su maestría en el dibujo adquiere profundidad con la ilusión del volumen mediante la perspectiva. Su imaginación le permite remitirse a asuntos que van más allá de la realidad inmediata, explorando diversos temas como el literario (…), el social (…), el costumbrista (…) y el autobiográfico (…)

En 1957 concibe un conjunto de dibujos (…) en los que predomina una línea de exquisita síntesis, un dibujo denso, de construcción volumétrica, casi escultórica en los que refleja con profunda emoción el universo campesino.

Su último gran ciclo creativo lo constituirá la serie de 26 dibujos que realiza sobre Vietnam en los que retorna a una simplificación de la línea (…) conformando un universo poético, mediante el cual capta el vivir cotidiano de un pueblo valeroso que enfrenta con serenidad los avatares de la guerra.

En los tiempos actuales renace el interés en acercarse a la obra de Jorge Rigol, uno de nuestros indiscutibles clásicos, maestro del dibujo y del grabado en el siglo XX en Cuba. (…)

Related Post

Comments

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio