Itinerario de una artista abstracta

La poética de Julia Valdés

/ 1 diciembre, 2018

Julia Valdés nació en Santiago de Cuba el 26 de febrero 1952. Su padre (…) fue un reconocido escultor y director de la escuela de Artes Plásticas de esa ciudad (…). Por ende, es lógico suponer que este ambiente familiar, rodeado de esculturas e instrumentos del taller de su progenitor, influyó en su decisión de convertirse en artista por lo que desde pequeña le interesó la pintura y el juego con los materiales que utilizaba. En sus inicios, sus trabajos fueron una especie de paisajes donde predominaba una geometría de las formas de su ciudad natal.  (…) el tema por excelencia… fue la propia urbe y sus tradiciones populares, historias, leyendas y bellezas naturales. Una pintura que trataba de mostrar las riquezas de Santiago de Cuba y a la vez sus búsquedas estéticas en torno al lenguaje abstracto.

La poética de Julia Valdés revela una voluntad de síntesis para cuyo fin depura cualquier elemento aunque siempre está presente una alusión a su identidad y lo raigal en su obra. En sus primeras series es perceptible un vínculo de visible tensión entre abstracción y paisaje real reflejo de sus búsquedas estéticas, de sus intereses como artista. (…) Con el paso del tiempo el paisaje comenzó a cambiar y fue más que nada una sugerencia a los elementos que lo componen. La ciudad dejó de ser visible y fue la abstracción el centro de sus búsquedas. Su transformación fue lenta y sutil, cual hija de su tierra, donde aparecen otros elementos como máscaras, puertas, cerraduras, etc.

En sus piezas hay un dominio del elemento gráfico, siempre instintivo, con un trazo amplio y fluido que le otorga a las composiciones libertad gestual y espontaneidad. Esto fue cambiando con el paso de los años y aunque no ha abandonado el dibujo, pues la línea aún se encuentra vigente, en ocasiones quebrada, cubierta de capas de pintura, tapada con elementos matéricos o enmascarada en medio de un manantial de pigmentos.

La artista crea su propia realidad: son paisajes pictóricos en los que existe un contraste entre los espacios vacíos, donde el silencio y la calma cobran protagonismo, y las configuraciones donde encontramos elementos cóncavos y convexos, protuberancias y depresiones sin un orden aparente ni una estructura determinada. O sea, los pares azar-orden y libertad-control rigen su poética toda.

(…) Julia es una pintora de planos, de texturas, de transparencias y de veladuras, con cortes agresivos, luces y sombras, una artista que añade a sus obras telas, arpilleras e infinidad de elementos que invitan a pensar en sus afinidades con el catalán Antoni Tàpies y con su maestro Antonio Vidal. Es una pintura personal, que refleja el interior de la artista, sus raíces, su labor como madre protectora y su papel de mujer en el contexto contemporáneo.

A inicios del nuevo siglo, Julia Valdés vivió una experiencia que ha marcado su poética como artista (…). A partir de este momento su abstracción refleja un carácter femenino que está visible en los colores elegidos, en su oficio de tejedora, en el movimiento sosegado de sus pinceladas. Una suerte de erotismo sugerido, evocador de sentimientos varios. (…). Su obra se convierte en un relato, en una historia de su vida personal. (…)

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio