Grupos en el arte cubano de los ochenta

A la sombra del amparo colectivo

/ 1 marzo, 2016

(…) Si hay una característica que distinguió al arte en los ochenta fue la tendencia a la formación de grupos o colectivos artísticos. Esta fue una década compleja, pues aunque había quedado atrás el conocido “quinquenio gris” subsistían muchas limitaciones en un sector amplio del sistema institucional para comprender las rupturas que proponían las obras de los jóvenes artistas. De modo que aunque las razones y motivaciones de los grupos resultan diversas, una causa común es sin dudas la necesidad de defender nuevas maneras de comprender y asimilar el arte, cuyas probabilidades son mayores desde el discurso colectivo que desde la idea individual.

Como se sabe, fue Volumen Uno la exposición que marcó el punto de partida de la nueva generación, en enero de 1981.i Según Eduardo Morales, entre sus rasgos más sobresalientes se destacan “la insistencia con que trabajó la instalación y la tridimensionalidad en general; la retorización conceptuada del objeto arte, (…) la asimilación desprejuiciada de lo foráneo y de aquellas zonas de los márgenes e <intrascendentes> culturales de lo cubano”. ii El proceso de concepción de la muestra, la afinidad generacional y la convergencia de puntos de vista les confirieron a los integrantes un sentido indiscutible de grupo. Su aporte fundamental consistió en abrir el debate, desbrozar el camino a todos los eventos que estaban por venir y declarar abiertamente la existencia de una joven generación con nuevas inquietudes artísticas y a la vez políticas y sociales. Luego de Volumen Uno no cesaron las iniciativas de los grupos. Entre los que más sobresalen están: 4 x 4, Hexágono, Puré, Arte Calle, Grupo Provisional, el dúo René Francisco y Ponjuán, ABTV, entre otros.iii Muchos de ellos tuvieron una vida efímera, sin embargo, la impronta que dejaron en el arte cubano trascendió el tiempo físico que estuvieron en activo (…).

Aun así, a mi juicio, la noción de identidad grupal y discurso generacional con que se asumen generalmente los años ochenta trasciende la existencia de los grupos para acentuarse con las múltiples exposiciones y proyectos colectivos que hablan de la coincidencia de puntos de vista, de la conjunción de ideas, del sentido de unidad de un conjunto de artistas que, con poéticas y formas de hacer diferentes, revelan preocupaciones éticas, estéticas, sociales, políticas y filosóficas comunes. Pudieran mencionarse exposiciones como Estrictamente personal (1987), de Rubén Torres Llorca, No por mucho madrugar se amanece más temprano (1988), o las que formaron parte del Proyecto Castillo de la Fuerza. Fue precisamente este intento de viabilizar el debate entre artista y público, artista e institución, el que marcaría prácticamente el fin de la plástica ochentiana, cuando se hicieron evidentes las contradicciones entre el poder y los artistas, y cuando estos últimos transgredieron las zonas de tolerancia delimitadas por las instituciones. Todo ello coincidió con el advenimiento de la crisis, el llamado Período Especial en Cuba, en el que numerosos artistas emigraron y una nueva generación marcaría los derroteros de la plástica nacional. Entre otros efectos, desaparecieron los grupos y solo algunas alianzas, en menor cantidad y de nuevo tipo, son las que verían la luz en los años noventa.

 

i Ciertamente, antecedentes importantes fueron dos exposiciones de finales de los setenta: Seis nuevos pintores (1978) y Pintura fresca (1979), que anunciaban la renovación que se avecinaba. De hecho, algunos autores bautizan a los integrantes de Volumen Uno como el grupo Pintura Fresca, por la coincidencia de la mayoría de los artistas.

ii Morales Nieves, Eduardo: Plástica cubana de los 80: circunstancias y desacatos. Ediciones Adagio, La Habana, p.75.

iii Estos no son los únicos grupos que existen en los ochenta, múltiples dúos, tríos y colectivos artísticos, de desigual significación y trascendencia, surgen en diferentes momentos a lo largo de la década; incluso en otras provincias del país, como por ejemplo en Las Tunas, donde se crea el grupo La Campana.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio