De artistas, mieles y países

Sobre la exposición Agave y Caña

/ 1 marzo, 2016

El agave y la caña son plantas, la primera oriunda de México y la segunda, ya sabemos, la tan llevada y traída heroína de la historia de Cuba. Si en común poseen algo, radica en ese dulzor asociado a las mieles de las que ambas pueden enorgullecerse. Quizás pensando en ello, o solamente porque sus nombres hablan per se de sus países, fue que se le dio título a la exposición que abrió sus puertas en octubre del 2015 en el Instituto Cultural de México en Miami. Así, Agave y Caña se convierte en la exhibición que reverencia al arte cubano que ha pasado por México en décadas recientes, sobre todo aquella generación que emigró entre 1989 y 1994, “después de la caída del Telón de acero y la profunda crisis ideológica y económica que sobrevendría”, así anota en las palabras del catálogo el investigador, artista y curador Aldo Menéndez, uno de los artífices fundamentales de esta muestra junto a su esposa la artista cubana Ivonne Ferrer, ambos radicados en Miami.

¿Cómo hacer una exposición sin lesionar a nadie y que a su vez fuese un verdadero mapa de ese encuentro? ¿Cómo lograr que ese mismo encuentro, basado en la idea propuesta, pudiera tener en cuenta la variedad y sobre todo la calidad? “Imposible que estuvieran todos”–insiste Aldo- (…) Nombres como Ana Albertina y Adriano Buergo, Carlos Cárdenas, Carlos Estévez, Arturo Cuenca, Flavio Garciandía, Glexis Novoa, Segundo Planes, Rubén Torres Llorca, Pedro Vizcaíno, Cedey de Jesús, Violeta Roque de Araná, Florencio Gelabert, Alejandro Aguilera, Consuelo Castañeda, entre otros, definen la nómina de la muestra.

(…) Si tuviéramos que pensar en una idea que late detrás de esta muestra, su mérito radica, en visibilizar la extraterritorialidad del arte cubano, esa marca transnacional que no solo va en los temas, sino y sobre todo en asumir otros espacios como suyos propios, como sucedió con el de México. Una historia que se materializa más allá de sistemas políticos e ideologías, al final un país tan vibrante desde el arte como México recibe el arte de la Isla. (…) Quizás para volver simbólicamente, como única forma de restituir, cada vez más, la imagen de que lo que importa es el arte y que este se extiende más allá de límites, de nombres y fronteras. El arte cubano ha vivido desde esa expansión y México supo apreciarlo.

Related Post

Comments

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio