Belkis Ayón en Nueva York

/ 1 marzo, 2018

La retrospectiva de la obra de Belkis Ayón en El Museo del Barrio, NY, es una refrescante demostración del arte actual que logra un impacto lo suficientemente fuerte para desafiar nociones preconcebidas acerca de la cultura y la expresión contemporánea, casi siempre apreciadas desde la perspectiva de un desarrollo hacia la abstracción. Esta lectura se convirtió en un dogma ortodoxo del modernismo desde los centros tradicionales del arte en Europa y los Estados Unidos de Norteamérica, sobre todo a partir de la post guerra, cuando los movimientos de vanguardia de principios de siglo tuvieron una revaluación museográfica.

La fascinante obra de Belkis Ayón es un capítulo influyente e importante en el arte cubano contemporáneo, precisamente porque demuestra la existencia y desarrollo de otro horizonte en el arte de nuestro tiempo, y un logro sobresaliente teniendo en cuenta su corta vida que terminó abruptamente con su suicidio en 1999, a la edad de 32 años.

Belkis estaba fascinada con la herencia cultural africana que había sido conservada y protegida en secreto por los esclavos africanos en Cuba a través de la adaptación de las creencias religiosas. Este fenómeno es parte del proceso de integración y mezcla cultural que ocurrió en las Américas y con más énfasis en el Caribe, como resultado de la diáspora africana.

(…) Cristina Vives, curadora de la muestra, enuncia en su ensayo tres etapas importantes en el desarrollo de Belkis como artista.  La primera en 1986, cuando la artista decidió hacer de la sociedad secreta Abakuá el tema de sus obras. Luego vino su decisión de trabajar exclusivamente con la colografía, una técnica de impresión en relieve que consiste en incorporar elementos texturados que se adjuntan a una base antes de entintar (…).

El tercer desarrollo en su estilo ocurrió cuando la artista elimina todo el color de su obra reduciéndola a blanco, negro y tonos de gris. Hubo otros desafíos adicionales, como la falta de registros visibles de dibujos o pinturas de la tradición Abakuá, a excepción de las líneas y gráficos pintados en los pisos o paredes con tiza blanca o de color para los rituales Abakuá, conocidos como Ekeniyo. Además, el hecho de lidiar con una sociedad secreta para hombres, hizo de la investigación de Belkis un proceso aún más dificultoso.

(…) Lo que emerge en esta retrospectiva es claramente la manifestación de una gran y original expresión artística, que maneja el lenguaje del arte para establecer muchos diálogos complejos con la gran y antigua tradición de lo Abakuá en un contexto contemporáneo. (…)

Related Post

Comments

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio