Antonio Alejo y el oficio de pensar

A propósito de un homenaje por el 200 aniversario de San Alejandro

/ 1 septiembre, 2018

I
Doscientos años en la vida de una institución docente suponen un cúmulo invaluable de experiencias, operatorias y acervos sedimentados que la han ido identificando según los escenarios y las coyunturas específicos de su desarrollo (…).

La hoy Academia Nacional de Artes Plásticas San Alejandro (…) se funda en 1818 bajo la dirección del francés Jean Baptiste Vermay. Tras un desfile de más de dos décadas de directores franceses, italianos y españoles, en 1878 un profesor nativo obtiene (…) la dirección del plantel: Miguel Melero y Rodríguez. (…)

(…) Para los albores del siglo XX San Alejandro goza de gran prestigio y recorren sus espacios (…) las personalidades artísticas del momento. Luego en los años treinta (…) se renueva e incrementa el claustro, se introducen nuevas cátedras –como la de grabado– (…) Aires de innovación llegan a la Academia con la joven Revolución (…) en enero de 1959. Estrategias inéditas que buscan impactar en la diversificación de las posibilidades artísticas y en la función social del arte (…).

Sucesivas generaciones asisten al recinto formador de extensas hornadas, que se alternarían luego en la escena nacional e internacional (…).

II
Antonio Alejo nace en Cienfuegos en 1917. Pocos años después su familia se instala en La Habana, y entre 1933 y 1938 estudia Pintura, Dibujo y Modelado en la entonces Escuela Nacional de Bellas Artes San Alejandro, donde tres años más tarde se gradúa también como Profesor. (…) Para 1948 se asienta en Santa Clara y funda junto a un grupo de profesores la Escuela de Artes Plásticas Leopoldo Romañach. Durante casi veinte años imparte allí Historia del Arte, así como Dibujo y Pintura, alternando con la enseñanza artística en el Campamento Leoncio Vidal (…) y en la Universidad Central de Las Villas Marta Abreu.

Hacia 1964 (…) regresa a la capital y trabaja (…) en el Consejo Nacional de Cultura. Pero su auténtica vocación era el magisterio e imparte clases en la Escuela Nacional de Arte (ENA) (…) participa en conferencias, comisiones de diversa índole, seminarios, paneles (…) que lo llevan a viajar por Francia, Italia, España, Suiza, Holanda, México y los Estados Unidos.

III
En 1966 Alejo regresa a San Alejandro (…) donde permanece en activo hasta su jubilación a inicios de los años 90. (…) Alto, delgado y derecho, de gruesos espejuelos, desandaba una y otra vez los pasillos de la Academia, con una sonrisa afable y miles de historias bajo el brazo. En perpetua sintonía con lo novedoso y lo experimental (…) actuaba como una enciclopedia viva que lograba establecer conexiones lógicas y naturales del trabajo o la preocupación de cualquier estudiante con el universo total de la creación artística. (…)

Más de cincuenta años en el oficio docente y cientos de estudiantes (…) hicieron de él, uno de los profesores más conocidos y respetados en el medio cultural cubano (…) Antonio Alejo no solo creó escuela con su manera de enseñar, también generó incontables amigos. (…) Diáfano, ágil, siempre estaba dispuesto a compartir y se mostraba abierto a todas las maneras de hacer. Invariablemente encontraba consejo justo para cualquier iniciativa, lo mismo en los ámbitos figurativos que en los abstractos, en los territorios vanguardistas y experimentales o en los más tradicionales o convencionales. Fraguó así un consenso afincado en el compromiso con la libertad de recursos expresivos y simbólicos que el auténtico ejercicio creativo demanda. (…)

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio