Aisar Jalil en medio de la tormenta

/ 1 marzo, 2016

(…) Distante del legado árabe familiar y cultural que le acompañó en su niñez –cuyas coordenadas estéticas, como muchos sabemos, atraviesan la no figuración, una vigorosa caligrafía y vertientes disímiles de la abstracción en los países de esa región geográfica y cultural– la obra de Aisar Jalil se enmarca en contextos cercanos como Cuba y Latinoamérica pues al apreciar sus telas de pequeño, mediano y gran formato observamos numerosos componentes críticos y paródicos propios de esta zona del mundo. De su fijación con la historia, con la ciudad, con las difíciles circunstancias de nuestras adoloridas repúblicas, su pintura, y gran parte de su obra gráfica, afinca su reino en la realidad nuestra de cada día. Su discurso parte de referencias contextuales, de sus observaciones y análisis del día a día tanto en lo social como en lo político.

Le fascina todo aquello que le sorprende en su cotidianidad para traducirlo, representarlo, en un sinnúmero de figuras zoomorfas, humanoides. Aisar Jalil nos convoca a hurgar en el presente aun cuando sus figuras y personajes se corresponden con un mundo fantástico –caro a los maestros Francisco Toledo, Xul Solar, Roberto Matta– donde habitan hombres alados y con cuerpos de cabras, cerdos, pájaros, caballos y, por otro lado, cuerpos humanos con cabezas de animales en un intercambio del que han dado cuenta numerosos artistas y escritores desde la Edad Media hasta nuestros días. Pero atención: en ese espacio alucinante de la tela o el papel también asoman palmas, vegetación criolla, como alertándonos de una indudable ubicación geográfica, por lo que deducimos que tantos seres sobrenaturales se han transformado en esta Isla, han “mutado” a raíz de las innumerables vicisitudes que padecen.

(…) De esta propuesta ideoestética se nutren, posteriormente, las obras que conformaron las exposiciones La tempestad y la calma (La Habana / Montreal, 2009), Antes que anochezca (Nueva York, 2011), Eros (La Habana, 2014), y su más cercana Estado del tiempo (La Habana, 2015, como parte del conjunto de exposiciones colaterales a la 12 Bienal de La Habana), la que, según él mismo afirma, “… es una continuación de la línea de pensamiento que vengo desarrollando en mis trabajos más recientes (…) alrededor de la teoría de la selección natural de Charles Darwin (….) En mi creación es esencial la vieja dialéctica entre el individuo y sus circunstancias; su relación con las adversidades y fortunas que le rodean….” (…) Aisar Jalil vive en el medio de una tormenta individual y colectiva que traduce con fuerza en imágenes plenas de fábulas, metáforas e imaginería incontrolable.

Nelson Herrera Ysla

Nelson Herrera Ysla

Crítico de arte, curador, poeta. Co-fundador del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam y de la Bienal de La Habana, evento que dirigió de 1999 a 2001, y donde se desempeña actualmente como curador. Ha ofrecido conferencias en numerosos países y publicado numerosos textos críticos en publicaciones especializadas de Cuba y el extranjero. Curador General de la XVI Bienal Paiz de Guatemala, 2008. Jurado de Ensayo del Premio Casa de las Américas, 2005, y de eventos internacionales de arte en América Latina. Premio Nacional de Crítica de Artes Guy Pérez Cisneros, 2007, y del Premio Nacional de Curaduría 2013, ambos en Cuba.

Related Post

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

  • Executive Director

  • Executive Managing Editor

  • Art Director

  • Editorial Director / Editor

  • Design & Layout

  • Translation and English copyediting

  • Spanish copyediting

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

  • Web Editor

Publicidad

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio