Lente femenino al mando

Fotógrafas contemporáneas en Cuba*

/ 7 julio, 2017

Es esta una abreviada revisión de las fotógrafas y sus propuestas en la actualidad visual de la isla, cuando el poder de diálogo e impacto de la imagen es cada vez mayor. En un mundo más dinámico (las redes sociales, Internet, el avance de la tecnología para la comunicación) y su consecuente, creciente, quiebra de límites entre lo privado y lo público, las mujeres tras el lente ofician criterios. En un país de amplia tradición fotográfica y en un contexto muy particular para la región (Latinoamérica y Caribe), ellas continúan estructurando visiones, ellas ¨cuentan¨ historias. En disímiles niveles, lenguajes y géneros fotográficos, las creadoras asumen otros retos, les aguardan otras perspectivas. Suficientes o no, acertados o no, ellas procuran espacios.

Las fotorreporteras

¿Cuántos fotorreportajes son encargados hoy a mujeres en las agencias de noticias, editoriales, diarios? Primero, ¿cuántas fotorreporteras ocupan puestos en estos centros emisores/ generadores de información? Hablo en general, Cuba es un caso atípico. Si vamos a las estadísticas, las reporteras son minoría; si confrontamos contenido, las féminas ya no testimonian los frentes de conflictos y no precisamente por ausencia de sagacidad y valor.

Los reportajes urbanos, algo que involucra labor y vivencias: ¿cuántas salen a la calle; cuántas de estas capturas fotodocumentales logran ser publicadas, impulsadas, aceptadas? ¿Cuántas se involucran en la toma del stile life, la nocturnidad, los subgrupos etarios resultantes de las nuevas estratificaciones sociales? Posiciones todas que facturan arduo ejercicio de la práctica,  especialmente tiempo y libertad de acción. La maternidad y los roles, creo razones poderosas para la insuficiente movilidad y determinaciones de estas cazadoras de imágenes.

Fotografía documental de perfil subjetivo, la fotografía de autor y el paisaje urbano.

En la fotografía documental de perfil subjetivo las creadoras han tenido presencia y resultado. En la incipiente generación que fotografiaba los años 70 en Cuba, se anotaba una imagen de matiz neorrealista, asumida desde un concepto experimental del objetivo fotográfico. Entre la avanzada de quienes comenzaron a mirar de tal modo, estaban las mujeres (Gilda Pérez con sus paisajes de patios, Leticia Rizo el solar). La mayoría pareja de fotógrafos en activo.

Los objetos desatendidos, los personajes ignorados, los sitios al margen, desvaídos, de extraña felicidad; las sombras, como centro de atención; o la sombra de todo lo anterior junto, como efecto o complemento de la composición, poblaron un grupo de imágenes que apostaban por un trueque de sentido en lo fotodocumental. Aunque aún no se le reconozca o divulgue lo suficiente.

Tendencia con los años seguida por otras fotógrafas, desconozco si apreciando conscientemente a sus antecesoras en el ámbito nacional. Muchas veces sucede mirando más hacia lo foráneo o a los más cercanos creadores (masculinos, masculinizados, relevantes compañeros), que hacia la herencia de las ellas. Como fuere y sin cuestionar, distinguen las creadoras del estrenado milenio que vuelven sobre los interiores, el intencional empleo del blanco y negro, el estudiado recurso de las luces y las sombras. Las observadoras urbanas que desandan las escenas de atmósferas ambiguas, la decadencia, lo subrepticio, los personajes poco advertidos (Leysis Quesada, algunos trabajos de Lissette Solórzano y de la invitada Pilar Rubí).

Fotografía militante

Existe una vertiente de fotografía militante, consciente, comprometida, que sigue directrices de defensa de los discursos de género y el feminismo. Fotografía hecha por mujeres encauzada a tópicos femeninos o a aquellos históricamente asociados a los estudios de género. Plausible cuando desde lo íntimo, las experiencias personales, la piel, la condición (favorable o desfavorable, según el enunciado) de ser mujer, se edifican efectivos alegatos visuales. Es como aprovechar con éxito una doble cualidad, quizás triple, según la más afincada de las funciones del arte: discursar-alertar-valorizar posturas sociales. Un arte de provocación, un llamado sostenido a aperturas y cambios desde lo medular, un honesto desafío a los sedimentos. Proceder que lleva años lanzando estructuraciones. Sendero aún poco transitado por la creación fotográfica profesional promovida en la Isla.

Fotografía construida

Cuando las creadoras se refugian en los espacios íntimos, en estudios improvisados, para montar escenas, hilvanar historias desde lo simbólico; construyen imágenes. Veterana manera de hacer que hacia los años 90 brotó como una de las más sólidas directrices visuales, aportando indiscutibles paradigmas.

Continuidad e inversión han filtrado hacia lo más contemporáneo. Artistas que revisitan o descorren patrones, ofreciendo historias ajenas, en complexiones prestadas, en fragmentos robados a intensas alegorías (Cirenaica Moreira), o los semidesnudos y plurales subtextos (quizás autorreferenciales) en escenarios de aliento místico (Marta María Pérez).

Un punto de giro en esta categoría es aquella donde no aparecen sujetos u objetos, interrelacionados o en privilegio. Donde el sema remite a lo omitido, más que a lo colocado frente al lente. Donde subyace la maestría en las soluciones (el blanco-blanquísimo), la elipse, la inquietud del anuncio, la salvia de lo presentado, cavilado, ajustado para el receptor. Fotografías elaboradas y minimal a la vez que avivan el limitado panorama temático existente (Linet Sánchez).

Fotografía del cuerpo

El autorretrato, la autoimagen, el cuerpo y la versión más en boga, el selfie; cuando la modelo es objetivo e intérprete, autora y referente, acción y actuante a la vez. ¿Qué senderos ha tomado? El cuerpo y lo conceptual viene afianzándose favorablemente en las líneas narrativas de la imagen desde hace un tiempo (Lidzie Alvisa, Marianela Orozco y la múltiple Niurka Barroso desde inicios de los 2000).

En nuestro versátil panorama actual, lo menos logrado ha saturado la visión de lo grotesco, la arqueología corporal intervenida ha caído en ciertos maniqueísmos. Lo mejor, ha optado por sostener las visiones legítimas (legitimadas, legitimantes), e indagar otras aristas. El cuerpo conocido ha trasmutado y emana complicidades modernistas. Ha descolgado modelos, bebiendo de la más amplia cultura, de nuevas simbologías o de historias muy personales. Como los cuerpos atados a esquemas sensoriales, físicos, ideológicos (Khadis de la Rosa).

En general, creo falta solidez en la autodefinición de una estética de lo erótico, ya sea en un sentido contemplativo o en una intención subversiva, un mensaje ¨aterciopelado¨ o una interpretación irreverente, sarcástica, juguetona, en códigos de sensualidad, sexualidad y sus figuraciones. El sentido de lo más estético -lo hermoso, lo pulido- está siendo llevado de la mano de la fotografía publicitaria (o aquella cercana a sus preceptos). Del contrasentido, no veo firmes ejemplos. Exonero de estas notas las expresiones del cuerpo en decadencia, la imagen de mujer mancillada, la abstracción y los discursos (visuales) de panfletos.

Temas y motivos

Pienso en temas atenientes –que no exclusivos– a lenguajes femeninos, desdibujados del panorama y a tono con los tiempos que corren: las diversas maneras de sentir y asumir la feminidad, el acoso, la violencia psicológica, la marginalidad, las emprendedoras, las jerarquías en los macro-escenarios, en el arte; el complejo paso por la adolescencia. Temáticas sensibles como la drogodependencia, el alcoholismo femenino y el femenicidio (en aumento entre las más jóvenes los primeros, en las zonas rurales el otro).

Se agradecen nuevos giros a la comprensión de arquetipos legendarios: las cariátides, las magdalenas, las naná, las ofelias, las clotos, las julietas… Desde la literatura y el teatro se visitan, escrutan, redefinen. ¿Por qué no así desde la interpretación fotográfica?

Por otro lado, aparecen la vejez, lo soez, el ama de casa, la cotidianidad ordinaria, la soledad, la incomprensión, la violencia doméstica inferida, los efectos de la maternidad, la disparidad de roles o las sobreexigencias que pendulan como espadas de Damocles sobre la naturaleza femenina. Ya no son comunes las apropiaciones postmodernas, las citas y los guiños historicistas a la gran cultura, mucho menos a nuestra propia historia del arte.

Algunas fotógrafas reinventan, se acepta y se consume. Con permiso de otros críticos, no importa si en ellas aparecen objetos, utensilios icónicos o escenas aparenciales que nos recuerdan o remiten a algo (o a alguien), si demuestran capacidad de diálogo, validez del significante y articulación distinta, con excelencia en imagen y ética. ¿Qué no está inventado en el arte? Lo que no debe perderse de vista es el (re)conocimiento de la historia propia, regional, general; el alcance de lo proyectado, la eficacia de la idea, la función y el valor de la fotografía con que se asume un enfoque, un asunto…. más cuando se trata de mujeres.

* A propósito de Cíclope, dedicado a las fotógrafas contemporáneas. Evento organizado por Claudia Arcos y Annia Liz de Armas, Fototeca de Cuba.

Grethel Morell Otero

Crítica de Arte e investigadora. Historiadora de la fotografía cubana. Dos veces Premio de Investigación Fotográfica (Fototeca de Cuba, 2009 y UNEAC, 2010). Publica en las más importantes revistas culturales cubanas y en numerosos sitios web especializados. Autora del libro Damas, esfinges y mambisas. Mujeres en la fotografía cubana 1840-1902 (Ediciones Boloña, 2016). Premio Nacional de Crítica de Arte Guy Pérez Cisneros (2016).

Related Post

Comments

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

    HUGO CANCIO

  • Executive Director

    ARIEL MACHADO

  • Executive Managing Editor

    TAHIMI ARBOLEYA

  • Art Director

    LLILIAN LLANES

  • Editorial Director / Editor

    DEBORAH DE LA PAZ

  • Design & Layout

    VÍCTOR MANUEL CABRERA MUÑIZ

  • Translation and English copyediting

    MARÍA TERESA ORTEGA

  • Spanish copyediting

    YAMILÉ TABÍO

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

    LUPE PÉREZ ZAMBRANO

  • Web Editor

    MARILYN PAYROL

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio