El marco transgresor del cine experimental…

Ganancias para el videoarte cubano

/ 3 junio, 2017

En la ciudad de Albuquerque, Nuevo México, se realiza desde hace algo más de una década un Festival de Cine Experimental. En este año en su 12 edición, le fue dedicada una sección al videoarte cubano, con el título: Mover las cosas: la videocreación en Cuba. Para presentar las obras fueron invitados los especialistas cubanos: Caridad Blanco, Magaly Espinosa, María de Lourdes Mariño, Yainet Rodríguez y el artista visual Néstor Siré.

Es un evento en el que se une la capacidad de su director y fundador Bryan Konefsky y la dimensión artística y particularidades de este festival. Compartir con Bryan, nos produjo a todos una fuerte impresión, su personalidad dinámica y afable, funde en un todo indivisible al creador y al gestor cultural. La mixtura de amor y sabiduría de sus acciones, nos ayudó a comprender, desde cómo había sido concebido el evento, hasta su forma de funcionamiento, aspectos que incorporan calor humano al arte, bajo una dimensión que él se encarga de repletar con generosidad. Caridad Blanco, lo resume de una manera eficaz en la siguiente frase: “la personalidad de su gestor ha marcado el carácter específico de este festival”

La forma de introducirnos en él eliminó nuestras dudas iniciales, de si sería este encuentro agreste o acogedor para recibirnos como portadores de una producción artística de alta densidad de contenido, comprometida con los procesos sociales y culturales que vive nuestra sociedad.

El mismo posee la peculiaridad de ser un espacio de reunión de una comunidad de creadores, que acontece con el propósito de seleccionar los mejores filmes de corte experimental, cualidad que se comporta como el elemento estético que permite perfilar su programa. Cada edición tiene un programa especial, en esta se incluyó un performance, una muestra especial dedicada al video del país elegido, además de un ciclo de conferencias y una exposición de arte contemporáneo, entre otras.

Se presentaron un total de 600 obras, de las que fueron seleccionadas para su exhibición 147, dicha elección corrió a cargo de un Comité, presidido por Konefsky y formado por cuatro miembros. A partir de esta elección, se hace la programación del festival, la que se ajusta a la duración de las obras que lo integran. Cada exhibición en un total de veinte se denomina Experimento, contando en algunas ocasiones con la participación de los realizadores, críticos y artistas. También pudieron ser vistos filmes de diferentes escuelas y academias de arte de la ciudad

Los Experimentos No. 3, 7, 11 y 14, identificaban las distintas muestras temáticas de videoarte cubano. El programa estaba compuesto por 65 obras, pertenecientes a 54 artistas. Ellas se presentaron en secciones nocturnas y posteriormente se realizaron las conferencias vinculadas a lo proyectado en el Departamento de Arte Cinematográfico de la Universidad de Nuevo México.

El videoarte o la videocreación en su conjunto, como parte del arte cubano tienen el encanto de concentrar la dinámica que las artes visuales han vislumbrado desde principio de los años 80, cuando se gestó lo que después se denominaría como Nuevo arte cubano.

El activo rol social del arte, su autoconciencia crítica, su vínculo con la cultura popular cumpliendo encargos y demandas sociales, su indagación en juicios analíticos que penetran la lógica interna del arte, aproximándolo a posturas conceptuales y neo-conceptuales, son rasgos que se suceden como saltos de rayuela en busca de caer en el mejor espacio posible del juego.

Siguiendo esta coyuntura de un arte inquieto y transgresor y aprovechando la diversidad de variantes creativas propias del medio, los especialistas invitados acotaron en sus muestras, escenarios temáticos que le permitieran a los espectadores conocer sobre la realidad social y cultural cubana en la misma medida que apreciaran el nivel alcanzado por este tipo de creación.

Desde este propósito, la muestra que presentó Caridad Blanco estuvo dedicada a la producción visual animada, nombrándola: Videocreación: formas animadas. En nuestro contexto, es la especialista que ha investigado el género con mayor solidez, esto le facilitó organizar la presentación de las piezas en un sentido histórico y lógico, tejiéndolas en una secuencia como si de un discurso del medio se tratara, estableciendo un recorrido por la hibridez, la diversidad, el humor, la sátira y la crítica que esta forma de hacer comporta, abriendo así el panorama experimental y temático que el arte del video ha sabido conjurar con armonía. Entre los artistas seleccionados con obras de animación estuvieron: Yunior Acosta, Diana Fonseca, Analía Amaya, Fernando Rodríguez, Reinier Nande, Yamil Garrote y Lázaro Saavedra.

Por su parte Yainet Rodríguez eligió el tema: Video en expansión, por medio del cual priorizó las búsquedas formales como una vía de definición de las obras, en dirección a las relaciones que ha establecido con el propio cine, los géneros televisivos y las artes visuales en su conjunto, se trata en esencia de los préstamos e innovaciones que el video arte ha aportado al mundo de la imagen. Esta sección de la muestra consintió apreciar elementos estéticos dirigidos al lenguaje que ha ido marcando las particularidades de este medio, que tienen en la producción videográfico cubana un valor particular, al comportarse como una vía de expresión desde las que las limitaciones tecnológicas son superadas por la imaginación artística. En esta dirección se presentaron piezas de Raúl Cordero, Yimit Ramírez, Glenda León y el dúo Nelson y Liudmila, dentro del conjunto de otros artistas.

María de Lourdes Mariño tomó para su programa un título cargado de poesía Ladrar toda la noche, entrando en otro terreno de ese arte. Las obras de Kevin Ávila, Adrián Curbelo, Juan Pablo Estrada y Leslie García, como parte de la muestra, tenían la peculiaridad  de haber sido realizadas por artistas que en algunos casos no viven en Cuba, ni en  la capital cubana y no son graduados del Instituto Superior de Arte, sino de otras especialidades y niveles de la enseñanza artística. Con ello, el espectador es puesto al tanto de narraciones en las que lo autorreferencial, la emigración, la supervivencia, dan la posibilidad de percibir la Cuba del presente, partiendo  de un diapasón más amplio del que generalmente se evidencia, haciendo alusión a lo generacional, lo autobiográfico y la memoria, en sus distintos niveles personales y sociales.

En cuanto a la participación de la que suscribe estas líneas el tema se nombró: El artista un reproductor cultural. Se pretendía revelar al espectador obras adosadas al tejido de la cultura popular, otras al tema de la economía, la política y la ideología, con ello el espectro del arte de contenido social y cultural era cubierto, informando, reflexionado o ironizando sobre nuestra escabrosa realidad. Como en el conjunto de las exhibiciones, lo generacional y los tipos y formas que utiliza el video, se entrecruzan en dependencia del orden narrativo que cada una adopta. Bajo esta perspectiva se visionaron piezas de Adrián Melis, Javier Castro, Duniesky Martín, Jesús Hernández-Güero, Sandra Ramos y José A. Toirac, entre otros creadores.

La obra visual que formó parte de la exposición le dio un toque de distinción al proyecto cubano. Ella consistía en  una video instalación realizada por el artista Néstor Siré: Three and One Flags (2015 –2017) que tomaba como referente la pintura de Jasper John Three Flags. A diferencia de la obra del maestro norteamericano, la de Néstor es interactiva, a cierta distancia lo primero que se percibe es una imagen de la bandera norteamericana ondeando  en la embajada de ese país en La Habana, cuando el espectador se le acerca se accionan otras que corresponden a 900 clips de video, las que transitan entre si en intervalos de segundos. Estas han sido filmadas en diferentes ciudades del país, mostrando a personas, objetos y espacios públicos, en los que aparece dicha bandera, cuando el espectador se aleja vuelve la imagen inicial.

El uso de un símbolo en el espacio público o en el privado se deriva de muchas motivaciones, valoraciones y funciones disímiles, pero en este caso, él tiene implicaciones que pasan al campo de lo ideológico y lo político. Sin embargo, la obra solo evidencia su existencia, dejando abierta las reflexiones sobre un síntoma que sucede en el contexto de una relación histórica contradictoria. El impacto estético que produce la secuencia de las imágenes pone en movimiento esa relación, tal como existe en la cultura cotidiana.

El resultado más valorado por el colectivo participante en el festival, después de estos intensos días de vida entre artistas y obras, fue la excelente acogida y la positiva valoración del arte videográfico nacional, lo que se evidenció sobre todo, en los intercambios personales con los creadores asistentes de diferentes países  y las discusiones producidas una vez terminadas las conferencias.

En su conjunto, las muestras, conferencias y obras de arte, armaron desde diferentes opciones un panorama que reflejaba la variedad de tendencias y estilos del medio, así como de contenidos referidos a su analítica y a la sociedad y la cultura. Si bien estos aspectos se interconectan, de forma paralela presentan una realidad en la que nada está divorciado, pues de la vida cotidiana emerge el juicio político, junto a la broma popular, el refrán callejero, el ademán de desdén o de aprobación y quien mejor los refleja es el arte, colado en los intersticios, sacando a flote lo que no queremos ver, humanizando oscuridades y expandiendo luces.

Related Post

Comments

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

    HUGO CANCIO

  • Executive Director

    ARIEL MACHADO

  • Executive Managing Editor

    TAHIMI ARBOLEYA

  • Art Director

    LLILIAN LLANES

  • Editorial Director / Editor

    DEBORAH DE LA PAZ

  • Design & Layout

    VÍCTOR MANUEL CABRERA MUÑIZ

  • Translation and English copyediting

    MARÍA TERESA ORTEGA

  • Spanish copyediting

    YAMILÉ TABÍO

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

    LUPE PÉREZ ZAMBRANO

  • Web Editor

    MARILYN PAYROL

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio