Tania Bruguera interpreta a Samuel Beckett

/ 1 diciembre, 2017

La bienal de Arte Contemporáneo de Portugal (BoCA) realizó su primera edición entre los meses de marzo y abril del 2017. Su principal particularidad fue el concepto desarrollado basado en la transversalidad de su programa. No solo se utilizaron lugares ya tradicionales en las Bienales del mundo entero: museos, galerías, instituciones culturales, espacio público, sino que se dio particular énfasis a los teatros, bares y otros lugares poco habituales; en la presentación de obras innovadoras y poco convencionales. Esta misma visión transformadora se fundamenta en la selección del Director de la Bienal que recayó en un actor, escenógrafo y productor portugués, cuyo perfil resulta inhabitual entre los directores de bienales de arte. De ahí también la importancia dada a las artes escénicas como forma de producción de arte y de diálogo sobre las estructuras de promoción, programación y representación del arte contemporáneo.

Esta Bienal se pensó con la idea de confirmar algo que los artistas vienen haciendo hace mucho tiempo, y es la mezcla de varias manifestaciones artísticas para producir sus obras.

Fue en este contexto que la artista cubana Tania Bruguera fue seleccionada. Como al resto de los invitados, se le pidió que intercambiara con otros artistas participantes y escogiera presentar sus creaciones con un lenguaje con el que no estuviera acostumbrada a presentar su obra. Fue así como Tania se lanzó en un proyecto novedoso, pero que entronca con sus habituales performances e instalaciones, y escogió un lenguaje que siempre le interesó utilizar, el del teatro.

(…) La obra escogida por Tania fue Fin de partida del escritor y dramaturgo irlandés Samuel Beckett. La obra, terminada en 1957, fue estrenada ese mismo año. Desde que la artista la leyó por primera vez hace más de 20 años, quedó profundamente marcada y la releyó varias veces a lo largo de su vida. En ella encontró el medio ideal para mostrar toda su creatividad artística y así transmitir un mensaje, que en su obra es siempre con un carácter marcadamente político, pero que en esta ocasión fue presentado de la forma en la que los artistas suelen realmente subyugar al público, con inteligencia y sutilidad. La pieza trata el tema universal y eterno del poder, de su utilización por quienes lo poseen, de la dependencia, de la manipulación y en general de las relaciones humanas en toda su crueldad y humanidad.

(…) Para la presentación en el muy bien escogido claustro del Monasterio, Tania Bruguera hizo construir, con la colaboración de un estudio de arquitectos, una gigantesca estructura metálica cilíndrica de casi 9 metros de altura. Esta estructura era el palco / platea en la que se colocaba el público por lo que no solo fue necesario pensar en el concepto de su obra sino también en la seguridad, porque la comodidad no era una prioridad tal cual se desprendía del concepto de la artista.

La obra se veía a través de una cortina blanca en la que se habían colocado de forma estratégica unos huecos para que cada miembro del público pudiese colocar su cabeza y no solo observar desde arriba la obra que se desarrollaba al nivel del suelo, sino que también observaba a los otros miembros del público en su mezcla de incomodidad física y concentración en lo que se observa.

(…) Sin embargo, la obra requería de un público consciente y motivado, que debía subir por un andamio enrejado hasta los lugares donde iba a ver la obra y que además llevaba ropa y zapato informal porque le esperaban más de una hora de atención, en pie, curvado hacia el frente, apoyado en una estructura de hierro recubierta por una tela metálica, con la cabeza metida en un orificio dentro de una gran cortina blanca. En fin, una posición que no fuese particularmente cómoda para que el espectador pudiese también ser consciente de su cuerpo. Y funcionó. No solo se era consciente del cuerpo, se lograba una gran concentración y empatía con el resto de los asistentes y se percibía la obra de otra forma bien diferente. El poder y la manipulación, no hay duda de que puede ejercerse de muchas maneras diferentes. (…)

Related Post

Comments

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

    HUGO CANCIO

  • Executive Director

    ARIEL MACHADO

  • Executive Managing Editor

    TAHIMI ARBOLEYA

  • Art Director

    LLILIAN LLANES

  • Editorial Director / Editor

    LLILIAN LLANES

  • Design & Layout

    VÍCTOR MANUEL CABRERA MUÑIZ

  • Translation and English copyediting

    MARÍA TERESA ORTEGA

  • Spanish copyediting

    YAMILÉ TABÍO

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

    HAI FAJARDO

  • Web Editor

    MARILYN PAYROL

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio