Sobre cómo redefinir nuestra noción de paisaje*

/ 1 diciembre, 2017

I

Parte de la obsesión que compartiré aquí surgió hace varios años, para ser más exactos, una mañana del 2005, mientras me preparaba para pintar puertas en el aire por todo el malecón habanero; acción que dio lugar a Finisterre, una obra formada por una secuencia de once fotografías en las que documentaba aquellos gestos míos sobre el muro y que luego “pintaba” digitalmente en la computadora.  En ese proceso me di cuenta que de alguna manera estaba haciendo “paisaje”, un género abordado en la actualidad desde variados enfoques interdisciplinarios (…)

Recuerdo que en diciembre de 2011 (…) cursaba el 2do año en el Instituto Superior de Arte y debía entregar varios proyectos en el Taller de escultura ambiental que impartía José Ángel Vincench en donde se originaron obras como Paisaje itinerante y Reconciliación, concebidas para los espacios del ISA y luego exhibidas en otros espacios públicos de la capital.

Por entonces había llegado a mis manos El Tratado de Pintura de Shitao (1642-1707) cuya lectura me esclareció en parte muchas de las turbulencias que tenía (…) un texto en el que se dan recomendaciones para realizar mejor el oficio del pintor, con indudables implicaciones éticas y provisto de una actitud metafísica.  Y aunque el tratado que revolucionó la pintura china puede ser visto solo aplicable a la pintura, en mí destapó la voluntad de “encuentro” con un paisaje precisamente fuera de ella (…)

Reconciliación (…) fue concebida para mezclarse con el paisaje urbano. Se trataba de una farola de calle estándar que alumbran sentidos opuestos de vía y a la que se le hizo una transformación en los brazos usualmente extendidos. Estos fueron entrelazados en uno solo. Las dos luces que se utilizaron fueron lámparas de alumbrados públicos de Cuba y Estados Unidos. (…)

II

En 2015, lancé la convocatoria para el Árbol de Luz (…)[i]  (…) La idea surgió dentro de la serie Estructuras sensibles, incluso antes de Reconciliación. (…) pero se mantuvo, junto a otras ideas aún sin hacer de la misma serie, a la espera de un presupuesto o la oportunidad de realizarse. Fue entonces en el 2015, para la XII Bienal de La Habana cuando vi la posibilidad de desempolvarlo, ante la invitación para participar en la 2da edición de Detrás del Muro. La locación escogida fue el parque de la Punta, en la intersección entre la Avenida Malecón y el Paseo del Prado (…)  En esa ocasión pudimos reunir 15 lámparas de distintas latitudes: Argentina, Bolivia, Brasil, China, Colombia, Cuba, Ecuador, Estados Unidos de América, India, México, Polonia, Rusia, Ucrania, Venezuela y Vietnam.

(…)  Terminada la Bienal, recibimos con mucho agrado la noticia de que el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, tenía un lugar reservado para que Árbol de Luz permaneciera en la ciudad para siempre. Con la Colaboración de la Oficina del Historiador, El Ministerio de Cultura y el Fondo Cubano de Bienes Culturales, la obra fue donada a la ciudad y emplazada definitivamente hasta hoy en una isleta construida expresamente para ella frente al Museo de la Revolución, diagonal al Museo de Bellas Artes, en el cruce de las calles Monserrate y Aguacate, en La Habana Vieja.

Precisamente durante la Bienal comenzamos a negociar la posibilidad de realizar un Árbol de Luz en la ciudad de Miami a petición del coleccionista y filántropo Jorge Pérez. Un par de años después, desde principios de 2017, se comenzó la maquetación y los dibujos del nuevo Árbol. (…)  Hasta el momento hemos recibido varios envíos, existen aún muchas personas interesadas en participar y esperamos reunir esta vez diecisiete lugares distintos del planeta. Pronto la obra será instalada de manera permanente en Miami, en un parque público cuyos terrenos han sido donados a la ciudad por The Related Group. (…)

*Ver: Rafael Villares: Estructuras Sensibles. Sobre como redefinir nuestra noción de paisaje. Tesis de Licenciatura del ISA, 2015

[i] La convocatoria completa puede encontrase en www.rafaelvillares.com

Related Post

Comments

Publicidad

  • Editor in Chief / Publisher

    HUGO CANCIO

  • Executive Director

    ARIEL MACHADO

  • Executive Managing Editor

    TAHIMI ARBOLEYA

  • Art Director

    LLILIAN LLANES

  • Editorial Director / Editor

    LLILIAN LLANES

  • Design & Layout

    VÍCTOR MANUEL CABRERA MUÑIZ

  • Translation and English copyediting

    MARÍA TERESA ORTEGA

  • Spanish copyediting

    YAMILÉ TABÍO

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

    HAI FAJARDO

  • Web Editor

    MARILYN PAYROL

Boletín de Noticias Art OnCuba

* Este campo es obligatorio