Elogio para Fors

/ 1 Marzo, 2017

(…) Debo confesar que, desde hace varios años, como muchos colegas, he estado esperando el otorgamiento de este premio a José Manuel Fors. Confieso también que cuando lo supe lo primero que se me ocurrió preguntar fue por el jurado, y sentí una inmensa satisfacción cuando supe que, como parte de sus miembros, no solo estaban figuras históricas encabezadas por Pedro de Oraá, sino también un número importante de jóvenes licenciados en historia del arte que vienen construyendo en los últimos tiempos la nueva crítica de arte en nuestro medio. No es fortuita, pues, esta selección, como no lo será un día la de Tomás Sánchez, quien junto a Fors ayudó a transformar la mirada del arte cubano hacia el entorno natural, actualizando y modernizando el género, cada uno dentro de su singular estilo.

(…) Vale recordar que, dentro del arte cubano, no ha habido artista que no haya experimentado en algún momento de su carrera el reto que supone la creación de un paisaje. Un recorrido por las obras a que dicha afición ha dado lugar permite incluso reconocer la evolución experimentada por el arte nacional y las influencias a las que ha estado sometido a lo largo de los años, de acuerdo con los estilos de moda. (…)

Cuál no sería nuestra sorpresa cuando empezando los ochenta un joven de apenas veinticinco años subvierte la mirada hacia la naturaleza local y descoloca a la crítica y a los historiadores del arte del momento, sorprendidos ante el desafuero que constituían aquellas pilas de hojas secas colocadas en el suelo, que nada tenían que ver con la forma de mirar hacia la naturaleza y de construir un paisaje impuestas por la tradición en nuestro país, a la que nos tenían acostumbrados todavía los pintores.

(…) Para la fecha, en el arte de los principales circuitos internacionales la relación arte-naturaleza había adoptado diferentes formas de manifestarse. Ya estaba consolidado el land art, lo mismo que el arte povera y otras tendencias dentro de la zaga de ambas, originadas en lo fundamental a principios de los sesenta, cuando la producción y el consumo habían devenido los elementos estructurales de la sociedad, y el arte, absorbido por el sistema, había comenzado a buscar nuevas formas de supervivencia. Dentro de esta circunstancia, tanto en Norteamérica como en Europa surgió una nueva generación de artistas que, huyendo del mercantilismo generado en el arte, comenzó a buscar zonas en las que actuar, más ligadas al espacio y el tiempo en que vivían.

Fue entonces cuando entre algunos de aquellos jóvenes apareció el interés por desarrollar una nueva relación con el entorno natural, vinculada en algunos casos con las preocupaciones sobre el deterioro ambiental que habían dado lugar a movimientos muy diversos que con el tiempo serían englobados dentro del término de ecologismo. (…) Desde entonces los artistas que se propusieron actuar en/desde la naturaleza, con las especificidades propias de cada tendencia, con obras situadas en espacios exteriores o enfocadas para los interiores, tuvieron el común propósito de alejarse de las formas tradicionales de la pintura y la escultura así como el de producir emociones en el espectador, ya fuera al enfrentarse a un paisaje dentro de la estructura misma de este, como ocurría entre los artistas del land art, o al concebir una obra en la que los elementos naturales encontraban su propio valor, como en los adscritos al arte povera.

(…) Más allá de la defensa de la frágil naturaleza, de lo que se trataba entonces era de la legitimación de un nuevo comportamiento artístico, de una manera de trabajar cuyo anti convencionalismo suponía una importante reflexión en términos estéticos sobre las relaciones entre el material, la obra y el proceso de realización. Una estrategia que reivindicaba el uso de materiales humildes, cuyo deterioro ante los efectos del paso del tiempo devino un valor en sí mismo, convertido en una categoría artística por parte de quienes estaban más interesados en los procesos que en el resultado final.

Fors sale a la luz, justamente, dentro de esa estrategia artística. Su interés no era erigirse en salvaguarda de la naturaleza, como algunos podrían suponer. (…) Fors no fue entonces, ni es hoy, un ecologista militante. En su caso las motivaciones eran otras. Tenían que ver sobre todo, con la problemática de la ruptura artística que a la sazón ocupaba la mente y la acción de muchos de sus colegas (…). En rigor, su inquietud devenida obsesión era el arte mismo, lo que explica que, desde muy temprano, encaminara sus indagaciones a la búsqueda de fórmulas con las que escapar del tradicionalismo imperante y que, sin salirse del ámbito de lo propio, contribuyeran a imprimirle al arte nacional la dimensión de universalidad de la que por lo general carecían sus principales manifestaciones.

De cualquier manera, hay que reconocer que el tipo de proyecto que desarrolló a partir de entonces, nacido del acercamiento a la naturaleza como material de creación plástica y como fuente de experiencia estética, abrió una tendencia que haría suya una nueva generación de artistas cubanos, en la que se privilegiaría el trabajo con materiales no convencionales. Desde una perspectiva estética esto suponía, de una parte, la reflexión sobre las relaciones entre el material y el proceso de realización de la obra, y de la otra, un claro rechazo hacia las formas tradicionales de creación.

El mérito de Fors está, pues, dentro de los ámbitos de la estética. (…)

Nota del Editor: Este texto es un fragmento del Elogio para Fors que la Dra. Llilian Llanes leyera en la entrega del Premio Nacional de Artes Plásticas 2016 a este artista, el 10 de enero de 2017, Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana.

Related Post

Comments

Advertising

  • Editor in Chief / Publisher

    HUGO CANCIO

  • Executive Director

    ARIEL MACHADO

  • Executive Managing Editor

    TAHIMI ARBOLEYA

  • Art Director

    LLILIAN LLANES

  • Editorial Director / Editor

    DEBORAH DE LA PAZ

  • Design & Layout

    VÍCTOR MANUEL CABRERA MUÑIZ

  • Translation and English copyediting

    MARÍA TERESA ORTEGA

  • Spanish copyediting

    YAMILÉ TABÍO

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

    HAI FAJARDO

  • Web Editor

    MARILYN PAYROL

ART Oncuba NEWSLETTER

* Este campo es obligatorio