3 Plus

/ 1 septiembre, 2017

Durante el mes de junio del presente año, la historiografía del arte cubano estuvo de celebración. Ha ganado tres significativos y valiosos libros de arte: Confesiones. Rocío García, 45rpm Ponjuán, y Moisés Finalé (2000-2015). Se trata de tres exhaustivas investigaciones monográficas, conformadas con distintas herramientas y métodos, y llevadas a cabo por tres extraordinarias investigadoras: Corina Matamoros, Sandra Sosa y Yamilé Tabío, respectivamente. Gracias a la labor en extremo profesional –y al buen discernimiento a la hora de seleccionar los proyectos de libros– del colectivo de la editorial Collage del FCBC (en los dos últimos casos), y a la gestión personal de la artista Rocío García, estos estudios no quedaron inéditos. Lo que es más, se materializaron en tres volúmenes con una factura impecable, y una calidad de diseño e impresión óptimos.

Siempre será poco lo que se diga para resaltar el enorme valor que tienen este tipo de publicaciones, para el presente y el futuro, por el rescate y recopilación de información de los artistas y sus obras. Información que se encuentra en la mayoría de los casos dispersa, o incompleta. En los tres ejemplos que nos convocan el estudiante de arte, el investigador o el crítico podrán encontrar un excelente material de estudio.

(…) Confesiones. Rocío García hace un merecido homenaje al arte de una de las pintoras más sui generis y consecuentes del arte cubano contemporáneo. Corina Matamoros tomó la lúcida decisión de hacer un libro diferente: esta vez la voz de la artista tendría el protagonismo. Así, el volumen se convierte en testimonio de vida y de creación, en un relato en primera persona que comenta circunstancias históricas del campo artístico en Cuba en diferentes momentos; que indaga desde la experiencia personal en el tipo de formación que tuvo una considerable cantidad de artistas cubanos que estudiaron en Academias de Arte de la otrora Unión Soviética. Este tema, por ejemplo, con todas las implicaciones políticas e ideológicas que le rodean, ha sido todavía hoy apenas explorado en la historiografía del arte cubano.

El libro, además de ser un importante material visual de la obra de Rocío García, es una fuente de información detallada, de fechas, de datos históricos. La entrevistadora supo muy bien por dónde conducir las conversaciones, qué camino tomar, qué preguntas hacer y cómo incitar a la artista sobre distintos temas.

(…) Por otra parte, 45 rpm Ponjuán constituye un justo reconocimiento a una de las figuras más relevantes de las artes visuales cubanas posteriores a la década de 1980. Artista cuya fe en el poder transformador del arte en la sociedad lo hizo hijo de un tiempo, de una generación. Uno de los principales valores del libro es que logró reunir y organizar una muestra representativa de la obra de Ponjuán –fundamentalmente la realizada durante los casi veinte años de su trayectoria en solitario, 1996-2015–, en cercano y fructífero diálogo con la fortuna crítica que ha cosechado el artista durante toda su trayectoria.

Todo esto queda volcado en tres capítulos muy bien curados, lo cual otorga una organicidad a cada uno de los bloques que los lectores sin dudas agradecerán. Los títulos de los capítulos son a su vez títulos de obras o series emblemáticas de Ponjuán, y sugieren o indican principios, conceptos, nociones o temáticas medulares en su discurso artístico.

(…) Por último está el libro Moisés Finalé, que se enfoca en presentar, como en una especie de inventario, el trabajo del artista durante el período 2000-2015. Aunque es preciso señalar que la investigación realizada por Yamilé Tabío rebasa estos límites temporales.

El ensayo Los secretos de Finalé funge como prólogo por su carácter abarcador con relación a las pautas y principios creativos del artista. Y es aquí donde Yamilé Tabío se dedica más a ejercer el criterio. Sirve además de antesala a la larga sección donde se compila el quehacer de Moisés de quince años; o lo que es lo mismo, su quehacer desde su regreso a Cuba, después de un largo período de ausencia. Regreso que fue agradecido y celebrado en la exposición personal que le hiciera el Museo Nacional de Bellas Artes en el año 2003, Herido de sombras. (…)

Related Post

Comments

Advertising

  • Editor in Chief / Publisher

    HUGO CANCIO

  • Executive Director

    ARIEL MACHADO

  • Executive Managing Editor

    TAHIMI ARBOLEYA

  • Art Director

    LLILIAN LLANES

  • Editorial Director / Editor

    DEBORAH DE LA PAZ

  • Design & Layout

    VÍCTOR MANUEL CABRERA MUÑIZ

  • Translation and English copyediting

    MARÍA TERESA ORTEGA

  • Spanish copyediting

    YAMILÉ TABÍO

  • Commercial director & Public Relations / Cuba

    HAI FAJARDO

  • Web Editor

    MARILYN PAYROL

ART Oncuba NEWSLETTER

* Este campo es obligatorio